Ciudad de México, Excelsior.com.mx. Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), aseguró que “2014 no es un año perdido en materia económica”.

Luego de que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) redujera de 3,9 a 2,7% su perspectiva anual de crecimiento económico, el dirigente indicó que el sector privado impulsará una agenda de acciones emergentes para superar esta expectativa.

En entrevista con Excélsior, el líder empresarial detalló que la iniciativa privada trabajará con el gobierno federal en la implementación de medidas que dinamicen la economía del país en áreas como financiamiento, gasto público, fomento económico, infraestructura y certidumbre jurídica.

Rodrigo Alpízar Vallejo, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Transformación (Canacintra), consideró indispensable que se emprendan acciones enfocadas a mejorar el clima de negocios.

Juan Pablo Castañón, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), afirmó que la administración actual debe fomentar la inversión regional, reducir el tiempo y costo en operaciones de comercio exterior y frenar la importación de autos ilegales.

De acuerdo con Juan Pablo Castañón, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), la administración actual también debe apostar a fomentar la inversión regional, reducir el tiempo y costo en operaciones de comercio exterior y frenar la importación de autos ilegales.

Los líderes empresariales coincidieron en que el país aún está a tiempo de impulsar el desempeño de la economía nacional durante este año.

La IP apoyará impulso del PIB. Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), es enfático al señalar que “2014 no es un año perdido en materia económica”.

Luego de que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) redujera de 3,9 a 2,7% su perspectiva anual de crecimiento económico, el dirigente indicó que el sector privado impulsará una agenda de acciones emergentes para superar esta expectativa.

En entrevista con Excélsior detalló que la iniciativa privada trabajará con el gobierno federal la implementación de medidas que dinamicen la economía en áreas como financiamiento, gasto público, fomento económico, infraestructura y certidumbre jurídica.

“En el ámbito de financiamiento, acciones como el expediente único y la calificación inmediata en la banca de desarrollo. En el rubro de fomento económico se requieren estímulos fiscales para facilitar la permanencia y maduración de nuevas empresas”, apuntó el representante de la máxima cúpula empresarial.

Acciones como acelerar la inversión pública y agilizar los proyectos de infraestructura estratégicos, también son parte del plan de reactivación económica que el pleno del Consejo Consultivo Empresarial para el Crecimiento Económico, que congrega al CCE, organismos y cámaras empresariales, negociará esta semana con los titulares de las dependencias relacionadas con el fomento económico.

“Todo esto va en línea con el reto de apuntalar las condiciones necesarias para que las reformas funcionen a toda su capacidad, y la misión de romper definitivamente con la inercia del bajo crecimiento”, dijo Gutiérrez.

Rodrigo Alpízar Vallejo, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), consideró indispensable que se emprendan acciones enfocadas a mejorar el clima de negocios, debido a que el desempeño económico no va a remediarse sólo con las reformas estructurales y sus leyes secundarias.

“No hay soluciones mágicas… Se requieren políticas públicas que permitan aprovechar el andamiaje que se está construyendo con ellas”, señaló.

El dirigente consideró que entre los principales retos del gobierno se encuentran incrementar la transparencia en todas las dependencias gubernamentales, adelgazar la estructura orgánica del gobierno para prevenir la corrupción, además de garantizar la seguridad pública en todo el país.

Dijo que el gobierno federal y los locales también deben emprender programas conjuntos enfocados a mejorar los esquemas de apertura de negocios que lleven a disminuir los costos regulatorios, además de eliminar las barreras burocráticas.

De acuerdo con Juan Pablo Castañón, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), la administración actual también debe apostar a fomentar la inversión regional, reducir el tiempo y costo en operaciones de comercio exterior y frenar la importación de autos ilegales.

Los líderes empresariales coincidieron en que el país aún está a tiempo de impulsar el desempeño de la economía nacional durante 2014. “Si se avanza en una agenda de acciones inmediatas para detonar el mercado interno no dependeremos de lo que suceda en el exterior.”

En reforma, más a locales. El sector industrial cabildeará con los legisladores que el contenido nacional estipulado en la iniciativa de leyes secundarias de la Reforma Energética propuesta por el Ejecutivo se incremente de 25 a 40% para incentivar la economía interna.

José Enoch Castellanos, vicepresidente de enlace con Petróleos Mexicanos de la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), consideró que garantizar la proveeduría nacional en el sector energético constituye una gran oportunidad para reindustrializar al país y mejorar el desempeño económico.

“Sin un contenido nacional óptimo en toda la cadena de hidrocarburos, difícilmente romperemos el circulo vicioso que hemos tenido en donde no hay generación de empleos, ni crecimiento económico, ni tampoco productividad”.

El industrial explicó que la iniciativa entregada por el presidente Enrique Peña Nieto al Congreso de la Unión contempla la mano de obra como parte del contenido nacional, factor que reduce el impacto que la Reforma Energética podría tener en la pequeñas y medianas empresas industriales que operan en el país.

“Nosotros proponemos que el contenido nacional se incremente a 40% o que se elimine del cálculo la mano de obra.”

Dijo que debido a la importancia que tendría en la economía la proveeduría nacional en el sector energético, ésta no debe quedar como un acto de “buena voluntad”, sino ser vigilada por un comité conformado tanto por autoridades como por industriales.

Rodrigo Alpízar, presidente de Canacintra, indicó que una reglamentación secundaria que exija la incorporación de empresas mexicanas a la cadena de valor del sector energético, es una oportunidad que no puede dejarse pasar.

“Se puede cambiar la percepción de que México es un país conquistado al que vienen los grandes sabedores de la tecnología y los grandes capitales, por el de un país que sabe establecer alianzas con las empresas más competitivas en el mundo en beneficio mutuo”, agregó.