En el diseño del Presupuesto de Egresos para 2016 las prioridades deben ser generar ahorros con la eliminación de programas, fondos o fideicomisos improductivos, mantener la política de austeridad implementada este año por el gobierno federal con una mayor reducción burocrática y conservar los planes de infraestructura nacionales, debido a que detonan el mercado interno consideraron líderes empresariales.

Los presidentes del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Gerardo Gutiérrez Candiani, y de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), Juan Pablo Castañón, consideraron que ante el recorte de 135 mil millones de pesos que sufrirá el gasto programable que se ejercerá el siguiente año debe apostarse a la distribución eficiente de los recursos disponibles a fin de que se genere un alto valor nacional.

Funcionamiento adecuado. De acuerdo con los representantes del sector privado frente a un gasto que ascenderá a 4.6 billones de pesos, el menor en ocho años, también será indispensable vigilar su correcta aplicación por lo que será indispensable combatir la corrupción.

Debemos partir de que todos los programas, fondos y fideicomisos que sobrevivan deben tener metas medibles para respaldar su rentabilidad”.

Gasto programable. No se puede afectar la inversión en caminos, puentes, carreteras, puertos ni aeropuertos, pues sería contraproducente a largo plazo.

De hecho, la alternativa prioritaria es sustituir la falta de recursos públicos con capitales nacionales o internacionales a través del Esquema de Asociaciones Público-Privadas (APP)”.

Cabe señalar que para reducir el déficit fiscal y compensar la baja en los precios del petróleo, las autoridades ajustarán el gasto en 4,3% real el próximo año.

Evaluación de programas con lupa. Todos los programas federales, estatales y municipales, así como fondos y fideicomisos deben ser sujetos a una evaluación de resultados. Gutiérrez Candiani demandó que aquellos que estén duplicados o tengan magros resultados deben ser eliminados.

“Tienen que rescatarse los que tengan impacto en la sociedad y eliminarse los que estén duplicados, así como los que el gasto burocrático sea mayor a los resultados que generan.”

La revisión permitirá eliminar los espacios que históricamente han existido para el desperdicio de recursos públicos.

Infraestructura, punta de lanza. Los proyectos de inversión pública en infraestructura deben ser respetados, debido a que son los que más inversiones privadas y creación de puestos de trabajo generan.

“Debido a su alto impacto en el mercado interno, la inversión en infraestructura no debe detenerse porque de estas obras depende la competitividad de la nación en el futuro”, aseguró el presidente del Consejo Coordinador Empresarial.

Consideró que el gobierno federal debe hacer uso de esquemas de Asociación Pública Privada (APP) para evitar la cancelación de proyectos por falta de recursos.

Reducción de la estructura burocrática. Los líderes empresariales se pronunciaron por la reducción de las estructuras burocráticas a nivel federal, estatal y municipal. Consideraron que la política de austeridad debe contemplar la reducción de presupuestos a las dependencias públicas a fin de que éstas incrementen su eficiencia.

“Igual que en las empresas, los gobierno deben aprender a ser más con menos, de eso se trata la productividad, la cual debe ser aplicable también en los puestos de trabajo del gobierno”, apuntó el representante del sector patronal.