El sector privado del país aseguró ayer que la economía podría crecer por arriba del rango de 3,2% a 3,5%, si se logra conformar un paquete de incentivos para detonar la inversión y la generación de empleos.

Juan Pablo Castañón, presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), indicó que insistirán en que mediante decreto se otorguen estímulos fiscales para reactivar el mercado interno.

El objetivo es romper el círculo vicioso de pobreza, informalidad y bajos ingresos, para generar opciones de crecimiento y desarrollo, fortaleciendo las cadenas productivas.”
Enrique Solana, presidente de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco-Servytur), reveló que a través de un mesa de diálogo con las autoridades económicas del país, la iniciativa privada puso sobre la mesa la posibilidad de recuperar la deducibilidad inmediata de las inversiones, incrementar al ciento por ciento la deducibilidad de prestaciones laborales, aumentar la deducibilidad de las personas físicas, además de eficientar la devolución de impuestos.

Destacó que esperan una respuesta oficial positiva antes de que concluya el mes. Sin embargo, el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, ha manifestado públicamente que frente a las condiciones macroeconómicas el ajuste fiscal es poco probable.

Si la respuesta no nos favoreciera, el sector privado seguirá impulsando con las autoridades estas propuestas porque creemos que son necesarios para potencializar la economía”, dijo.
Castañón refirió que de la misma manera en que se anunció un trato fiscal preferencial a las actividades agropecuarias de Guerrero, Chiapas y Oaxaca, es posible extender el beneficio a las pymes de todo el país.