Los empresarios panameños, agrupados en la Cámara de Comercio, Industrias y Agricultura están solicitando al gobierno que se aumente el nivel de educación del país, para sustentar el aumento del salario mínimo.

“Desde el año 2000 a la fecha, el salario mínimo ha incrementado en un 109%, ubicándonos en la actualidad como el más alto de América Latina. Esto contrasta con las lamentables posiciones en las que se ubica al país en las mediciones en materia educativa, puesto que, en el mismo periodo, las acciones ejecutadas para mejorar la calidad de la educación no avanzan al mismo ritmo” señaló el gremio.

Advierten que la revisión periódica del salario mínimo se ha convertido en un pulseo, en el cual los trabajadores presentan propuestas desproporcionadas y alejadas de puntos de consenso. Insistimos en que, siendo ésta la última revisión del actual gobierno, las autoridades deben asumir su rol de mediador responsable en la Comisión, para evitar que sea utilizada una vez más como herramienta política como ha sucedido en otras ocasiones.

Solicitan además que para que la revisión no provoque nuevos efectos inflacionarios en los costos de bienes y servicios que consumimos todos, cualquier ajuste debe fundamentarse en variable técnicas, incorporando la fórmula de la Organización Internacional de Trabajo, tal como fue acordado en la pasada revisión, siguiendo la experiencia exitosa de otros países. 

“Es importante citar prontamente a los involucrados para lograr un consenso en cuanto a esta fórmula” señala el Cámara presidida por Inocencia Galindo .

Este año se debe establecer nuevamente  la comisión para la revisión del salario mínimo  y se debe definir si se incluye la fórmula de la OIT como se prometió en 2015.

En el 2015 se realizó la última revision que resultó con un  ajuste general del 8,5% al salario mínimo en todas las actividades económicas del país, que tendrá efecto a partir de enero de 2016, el salario de la región 1 del país pasaría de US$624 a US$677 y en la región 2 de US$488 a unos US$529.