Lima. Para el vicepresidente de la Confiep, Alfonso García Miro, el crecimiento superior al 6%, el aumento de las inversiones, y una mejora en la ejecución de la inversión pública, es lo más saltante para el país del año que termina en el ámbito económico.

Señaló que ese nivel de crecimiento es muy meritorio, en la medida que la política del gobierno ha podido no solo proteger al país de la crisis internacional, sino también superar la reducción de la demanda de los mercados internacionales.

Refirió que aunque todavía no es oficial, el crecimiento del PIB de este año se situaría entre 6,3% y 6,5%, cifras que le darían al Perú la mayor evolución económica en América Latina después de Panamá.

“Esto no es suerte ni milagro, es fruto de la perseverancia que ha tenido el gobierno de mantener las reglas de oro de la economía, como es apertura comercial, disciplina fiscal y estabilidad para las inversiones”, afirmó en declaraciones a la Agencia Andina.

García Miró también destacó en el balance la aprobación del acuerdo comercial con la Unión Europea, porque refleja el compromiso de este gobierno por darle continuidad a una política surgida en gobiernos anteriores.

Asimismo, añadió que otro punto importante ha sido la mejora de la ejecución de la inversión pública, tanto en el gobierno nacional, como en los regionales y locales.

Al respecto, mencionó que este indicador debe mejorar en los próximos años, porque aún hay presupuestos de obras que se devuelven al tesoro por falta de ejecución.