México.- El gobierno del presidente mexicano Enrique Peña Nieto "concluirá con una mayor debilidad en las finanzas públicas respecto a los tres sexenios previos", aseguró este domingo el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

Por ello, el organismo dependiente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), la cúpula del empresariado mexicano, señaló que "es fundamental insistir en un fortalecimiento de las fuentes de recursos recurrentes y una revisión al ejercicio del gasto".

En su informe semanal, el CEESP indicó que "inversión productiva y recursos bien dirigidos para solventar carencias de los hogares son fundamentales para impulsar la inversión privada de largo plazo".

Además, dijo que esto "se debe complementar con un fortalecido estado de derecho y reglas del juego claras que inhiban la corrupción e impunidad que ha propiciado que nuestro país se sitúe entre los peor calificados en materia de desvío de fondos públicos".

La administración del presidente Peña Nieto concluirá el 30 de noviembre próximo.

De acuerdo con las cifras más recientes de la gubernamental Secretaría de Hacienda, los ingresos totales del sector público cayeron 10,3% en el primer semestre del año interanual.

El gobierno del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, asumirá el próximo 1 de diciembre, con el objetivo de acabar con la arraigada corrupción y con los altos índices de violencia y de desigualdad social.

El futuro mandatario ha propuesto revisar millonarios contratos públicos de la administración de Peña Nieto, así como eliminar parte de algunas de las reformas estructurales.

El CEESP dijo que hacia adelante la salud de las finanzas públicas será un factor determinante para dar fortaleza interna a la economía, y así poder hacer frente a los eventuales desequilibrios del exterior.

"Resalta la necesidad de seguir trabajando en el fortalecimiento de las fuentes de recursos recurrentes del sector público", agregó.