La visión de los empresarios uruguayos sobre la marcha actual y futura de la economía local mostró un retroceso en mayo, según la undécima Encuesta de Expectativas Empresariales de la consultora Deloitte que recoge la prensa local.

Para el 65% de los ejecutivos consultados la situación económica es peor que hace un año, lo que representa un incremento de 17 puntos porcentuales respecto al sondeo anterior, que data de octubre.

Esa evaluación pesimista alcanza el mayor nivel desde marzo de 2010, cuando se inició la investigación.

En tanto, quienes señalaron que el clima de inversiones empeoró fueron el 61%, desde un 49% anterior.

"El mayor pesimismo mostrado por los empresarios sobre la situación económica doméstica encuentra correlato en la evaluación que realizan acerca del clima de negocios", explica Deloitte.

En tanto, el porcentaje de empresarios que espera un empeoramiento del clima de inversiones en los próximos 12 meses pasó de 40% a 52%.

Además, creció la proporción de quienes esperan reducir la plantilla de su empresa, de 18% a 24%, a la vez que un 46% consideró que empeoró la rentabilidad de su negocio en el último año.

La encuesta de Deloitte consultó a 298 altos ejecutivos de compañías que operan en la plaza local.

A lo largo de 2014, la economía uruguaya se expandió 3,5 por ciento, encadenando 12 años de crecimiento sin interrupciones pero con una marcada desaceleración el último año.