La presidenta de Consecomercio, Cipriana Ramos, dijo en rueda de prensa que “el diálogo tiene que permanecer” y recordó el llamado de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) al diálogo social “para encaminar el país al progreso”.

Respecto al llamado que hizo el presidente de la República, Nicolás Maduro, a todos los sectores del país para definir estrategias, Ramos dijo que debe ser un diálogo productivo que se traduzca en la mejoría de la economía del país y recordó que las propuestas hechas por los empresarios en el 2013 siguen siendo las mismas que en 2015: desmontar el control cambiario, modificar algunos aspectos de la Ley del Trabajo y derogar la Ley Orgánica de Precios justos, entre otras cosas.

Ramos dijo que la organización que representa está definiendo una estrategia estadística para “sopesarla con la realidad porque no hay cifras oficiales” por parte del Banco Central de Venezuela (BCV).

Sobre la eliminación de la venta de artículos de primera necesidad por el número de cédula, dijo que “el racionamiento sigue” porque continúan “usando las captahuellas y limitando la compra de ciertos artículos”.

La tesorera de Consecomercio, Diana Mayoral, informó que a parte de la situación de las divisas son otros factores los que también afectan a los comerciantes del país como la inseguridad; la inflación, que dificulta que las empresas repongan los inventarios y la deficiencia en los servicios, dijo.

Mayoral destacó que hay por lo menos 35 leyes a la que los empresarios deben ajustarse para poder ejercer su actividad.

La tesorera de Consecomercio explicó que el pago de impuestos nacionales, municipales y parafiscales es otra de las variables que afectan el costo de los bienes y servicios. Mayoral especificó que son alrededor de 40 impuestos directos e indirectos que las empresas tienen que pagar.

“Cuando cierra una empresa, más personas van al comercio informal porque no tienen controles y no las fiscalizan”, aseveró Mayoral.

Consecomercio considera que las medidas que se tomen “no pueden ser esporádicas y en momentos de crisis. Si no hay cambio vamos a tener el mismo resultado y el segundo semestre podría ser peor”.

Fedecámaras invitó a Maduro a su asamblea anual

El presidente de Fedecámaras, Jorge Roig, envió una invitación al presidente de la República, Nicolás Maduro, para la asamblea anual de la organización que se realizará en Barquisimeto 16 y 17 de julio.

“Los empresarios no podemos levantarnos de la mesa”, afirmó Roig, quien sostuvo que el Gobierno “más por necesidad que por convicción se ha dado cuenta de que necesita un sector privado con capacidad de producir”, dijo a la vez que aseguró que “cada vez que nos inviten a conversar ahí estaremos”.

El representante de Fedecámaras considera que la convocatoria realizada al Ejecutivo Nacional “es una oportunidad extraordinaria” porque estarán presentes fuerzas productivas del país.

De igual manera, el directivo de la patronal de las empresas privadas criticó que los llamados a diálogos del Ejecutivo respondan a tiempos electorales.

“Debemos celebrar que el Presidente esté dándose cuenta de la importancia que hace reunirse con empresarios que ya no es poca cosa, hace tres semanas estaba insultándonos, hay unos cambios sustanciales en la conducta que estamos acostumbrados y normalmente son en periodos electorales”.

Roig comentó que la distribución de divisas es uno de los temas importantes a tratar en próximas conversaciones.

Asimismo, ratificó que “no estamos pidiendo que nos regalen las divisas, eso de dinero va a nuestros proveedores y eso se convierte en bienes de consumo a los venezolanos, los bienes que se consiguen son los de la industria privada”.