Lima. La situación de la macroeconomía peruana es vista por los empresarios mexicanos como "muy buena", quienes muestran su interés por invertir en minería, vivienda y servicios, dijo el presidente de la Cámara de Comercio México Israel, Fabián Yáñez Carbajo.

"México está viendo con muy buenos ojos al Perú en su calidad de socio comercial por la fortaleza económica que tiene", destacó en diálogo con el diario oficial El Peruano.

Yáñez dijo que el interés empresarial se centra en tres sectores principales. En la minería "las oportunidades que hay son muy importantes", refirió.

Otros ámbitos en los que también se generaron expectativas al empresariado mexicano son los de la vivienda y los servicios, específicamente en los de hotelería.

"Son áreas en las que hay oportunidad y que invitan a los inversionistas a venir para trabajar de manera productiva en el Perú, generando empleos", dijo.

El empresario, quien también es representante de la compañía mexicana-israelí Odis Asversa, se encuentra en Lima promoviendo en entidades estatales como el Ministerio de Vivienda y Construcción y Saneamiento y en el sector privado sobre el uso de sistemas de reciclaje intensivo de agua potable.

Respecto al tratado de libre comercio firmado entre México y el Perú, Yáñez comentó que este principalmente puede ayudar incrementar el comercio entre ambos países, pero también con Estados Unidos.

"Entiendo que para el Perú este tema resulta importante, sobre todo, para evitar la triangulación que antes era necesaria para entrar al mercado más grande, que es el estadounidense", refirió.

Respecto a su país, manifestó que la aplicación de este tipo de tratados "no fue explotada de manera eficiente", pese a que fueron suscritos 43 instrumentos de ese tipo, incluido el primero, junto a Canadá y Estados Unidos.

"Por eso es que hay poca atracción por utilizarlos, pero aún tenemos la tarea de estudiar y conocer los beneficios inmediatos que el tratado con el Perú nos pueda dar", precisó

En tal sentido, para el caso específico de las inversiones que su empresa planea efectuar, "analizaremos el contenido de estos acuerdos comerciales sobre el tema arancelario y los impuestos que tenemos que pagar al exportar nuestros sistemas, tratando de reducir costos para que realmente haya un fomento a la actividad del cuidado del agua en el Perú".

"Estamos en contacto con diversas autoridades del Ministerio de Vivienda y de entidades vinculadas al manejo del agua, así como con sectores privados, y ya tenemos varios proyectos en ejecución, así que pronto se verá nuestra tecnología en funcionamiento", agregó.

Asimismo, estimó que si bien el Ministerio del Ambiente se puso como meta 2015 extender en la totalidad del territorio nacional la red de saneamiento, actualmente la infraestructura disponible representa el 19% del total por cubrir.

"En el sector privado, a su vez, no hay una cultura real" orientada a la preservación del recurso hídrico. "Casi nadie pone dinero en la ecología si es que no obtendrá un beneficio. De allí, la necesidad de ir reduciendo costos en dicho rubro", acotó.

La propuesta de Yáñez plantea a las entidades estatales y privadas, comprende el reciclaje y reutilización de agua en escalas que pueden ser las de una lavandería o las de una ciudad completa, explicó el empresario.

Ello se debe a que los proyectos que desarrollaron abarcan tanto el tratamiento de agua para consumo humano como el saneamiento de este elemento vital en determinada área, indicó.

En el primer caso, se trata de aplicar tecnología "para eliminar contaminantes y minerales pesados, y alcanzar valores de calidad que permitan que esta agua pueda ser objeto de consumo humano, a costos bajos".

El segundo aspecto comprende tratar las aguas servidas de una ciudad, complejo industrial o negocio, para reutilizarlas.

"Un ejemplo se da con los servicios de lavado automotor, que usan mucha agua. Esta es usada y luego captada por nuestro servicio, se le eliminan grasas, aceites y contaminantes y la volvemos a usar para seguir lavando", sostuvo el líder empresarial.

Yáñez indicó que su empresa viene haciendo un estudio sobre el abastecimiento de agua en Lima, "para establecer un plan con asignación de prioridades que nos permita atender el mercado y contribuir con las acciones del gobierno para tener u una mejor administración y distribución" de este recurso.

Se pueden ofrecer soluciones que no requieren tener una gran planta de tratamiento de aguas al final de una línea de drenaje.