Quito. La pobreza en el Ecuador se ha reducido en nueve puntos porcentuales, entre diciembre del 2006 y diciembre del 2011, según la última encuesta trimestral de empleo, desempleo y subempleo que hizo el INEC (Instituto Nacional de Estadística y Censos).

Esto significa que en los últimos cinco años habrían salido de la pobreza unas 930 mil personas, pues a diciembre del 2006, el 37,6% de la población era pobre y ahora, el 28,6%.

La causa de esta caída de la pobreza, según los titulares del INEC y de la Senplades, Byron Villacís y Fander Falconí, es la mayor generación de empleo.

El promedio de indicadores de desempleo en el 2007 estaba entre el 7% y 7,5%, y los últimos años está entre el 5% y el 5,5%, detalló Villacís.

A marzo del 2012 (fecha de esta encuesta), el umbral de la línea de pobreza es de US$72 de ingresos mensuales, US$2,40 diarios. Esto significa que quienes tienen ingresos menores a estos niveles están considerados como pobres, explicó Villacís.

Si bien la premisa destacada por los funcionarios fue que la reducción de la pobreza es un fenómeno nacional, resaltaron casos como el de Guayaquil, donde el indicador baja 9 puntos en cinco años, al pasar de 25,6% al 11%; Ambato, del 13% al 8%; Quito, del 12% al 9%; Machala, del 24% al 9%; y Cuenca, del 12% al 9%.

Según Villacís, no hay un solo factor que explique este comportamiento, pero el principal es la generación de empleo, sobre todo en comercio exterior.