Montevideo. La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) estimó que la región crecerá más de 3,7% previsto para 2012, por un desempeño mejor a lo esperado de Brasil y México, dijo este viernes a Reuters la jefa del organismo, Alicia Bárcena.

En el marco de la asamblea anual del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Bárcena destacó que se ha observado un incremento del gasto público en algunos países, a lo que se suma el dinamismo del consumo y un repunte de la inversión privada.

"Veo con optimismo el hecho de que podemos estar por encima de 3,7% que habíamos pronosticado (...) es cierto que el año pasado cerró con nubes muy grises, pero este primer trimestre va a cerrar con un poco de mejor optimismo", dijo la jefa del organismo.

A diferencia de otras regiones, Latinoamérica ha salido inmune de las crisis financieras y turbulencias de los mercados internacionales en los últimos años.

No obstante, tras haber crecido cerca de 4,3% en 2011, CEPAL recortó hace unos meses su pronóstico de expansión de este año ante el adverso panorama global.

Pero la jefa de la CEPAL destacó que la economía de Brasil, la de mayor tamaño de la región, repuntaría en 2012 más de lo pronosticado, luego de que el año pasado se expandió 2,7%.

"Nosotros pensamos que a la economía de Brasil le puede ir un poco mejor (que el cálculo previsto de 3,5%)", dijo Bárcena.

México, la segunda mayor economía de la región, creció 3,9% en 2011 y CEPAL había proyectado originalmente una expansión de 3,3% para este año, pero positivos indicadores en Estados Unidos han beneficiado al país vecino.

"La economía de Estados Unidos está mejorando y por lo tanto, eso también va a impulsar el crecimiento de México. A México le puede ir mucho mejor" (que 3,3% pronosticado para este año), dijo Bárcena.

En materia de inflación, la representante de la CEPAL manifestó que no es un problema en estos momentos en la región, pero admitió que el alza de los combustible es preocupante, especialmente en países importadores.

"Cerramos con buenos niveles el año pasado y hay bastante control sobre la inflación y lo único que podría afectarnos es el comportamiento sobre los precios de las materias primas", dijo Bárcena.

"Ahora, está aumentando el precio de los combustibles y lógicamente ese es uno de los temas que preocupa", agregó.