Una encuesta ha mostrado que la brecha de riqueza entre diferentes regiones e industrias en China está ensanchándose, y que cerca del 50% de la desigualdad es fruto de las disparidades entre las zonas rurales y urbanas.

El sondeo, llevado a cabo por el Centro de Investigación de Distribución de Ingresos de la Universidad de Económica y Ley de Zhongnan, demostró que el las diferencias de ingresos entre los residentes rurales está creciendo.

Un libro verde publicado el miércoles por la Prensa Académica de Ciencias Sociales sugiere que las ganancias de los ciudadanos rurales registraron un crecimiento más rápido que las de sus compatriotas urbanos en los últimos tres años.

No obstante, las disparidades entre los residentes rurales son mayores que entre los urbanitas, de acuerdo con la investigación.

Los residentes urbanos del país ganaron 24.565 yuanes (US$3.967,25) de ingresos per cápita en 2012, mientras que la cifra para los residentes rurales fue de 7.917 yuanes.

El estudio indica que las regiones orientales más desarrolladas de China son las que han registrado menor disparidad, seguidas por las relativamente menos desarrolladas, ubicadas en el centro y el oeste del país.

Las personas que se dedican a los servicios sociales y labores relacionadas con la agricultura ganaron los sueldos más bajos, mientras que aquellos que trabajan en las industrias de la electricidad, comunicación, finanzas y seguros obtuvieron salarios más altos, según el texto.

Las autoridades deben esforzarse por ajustar el sistema de redistribución de los ingresos, indica la encuesta.