El nivel de endeudamiento de las empresas brasileñas, principalmente las grandes compañías, cayó en el segundo trimestre por primera vez en seis años, según un informe divulgado este lunes.

Los datos, presentados por la consultora especializada Economática, señalaron que las empresas de capital abierto cerraron el segundo trimestre con deudas líquidas por 533.500 millones de reales (unos US$170.000 millones), 1,4% menos que en el mismo período del año pasado.

Fue la primera vez en seis años que la deuda cayó. El valor no incluye la petrolera estatal Petrobras, mayor empresa del país, y que en el período redujo en 11% su endeudamiento.

La caída se produce después de que las empresas brasileñas registraran en los últimos años niveles alarmantes de endeudamiento, lo que se tradujo en un número récord de pedidos de recuperación judicial.

Parte de la baja del endeudamiento es gracias a la caída del dólar con el real, lo que hizo que muchas compañías viesen reducir su nivel de deuda.

También se debió al movimiento que hicieron empresas de cambiar las deudas de corto plazo por otras a largo plazo y deudas más caras por más baratas en los mercados de capital local e internacional, así como una venta de activos, el cierre de unidades y optimización de recursos.

Según un informe del Banco Santander Brasil, las empresas de capital abierto, en el cuarto trimestre de 2015, tardarían 3,7 años para pagar sus deudas con base a la generación de caja en el período.

En el trimestre pasado, el plazo fue reducido a 2,1 años, aunque sigue por encima de la media histórica, de 1,5 años.

Según Economática, el 46,4% de las compañías abiertas brasileñas no tenía condiciones de honrar sus deudas con intereses en el primer trimestre, proporción que era del 49,8 por ciento en 2015 y del 47,7% el año pasado.

Otro indicador que muestra la mejora en el endeudamiento de las empresas es la reducción de los pedidos de recuperación judicial.

Según Serasa Experian, de enero a julio de 2016 se registraron 1.098 pedidos en todos los sectores, por 814 de este año, lo que equivale a un 25,8% menos.