Tianjin, Xinhua. Estadistas y economistas pronosticaron que la crisis de deuda soberana continuará ensombreciendo la economía europea, pero pidieron tener confianza en el euro.

La crisis de la eurozona se está estabilizando y los riesgos están disminuyendo en los sistemas fiscal y monetario de la región, así como en sus mercados financieros, pero los riesgos para el crecimiento económico están aumentando, dijo el subdirector gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Zhu Min, a los reporteros al margen del Foro Davos de Verano 2012 en la ciudad de Tianjin, norte de China.

El deterioro de la economía europea tendrá un impacto enorme en la economía mundial porque Europa es una de las economías más grandes del mundo y constituye una tercera parte de las exportaciones de valor agregado a Asia, dijo Zhu.

"Debemos hablar más sobre la parte del crecimiento, no de la parte financiera (de la crisis de la eurozona)", dijo en una discusión de panel durante el foro.

En el peor de los escenarios, una situación más desastrosa en Europa podría conducir a una reducción del crecimiento de entre 1,5% y 2% en Estados Unidos y de 1% a 1,5% en China, mostraron modelos del FMI, agregó.

Sin embargo, calificó a ese escenario como los últimos riesgos y admitió que Europa entera está avanzando en la dirección correcta, aunque la crisis no ha terminado y aún existe un largo camino por recorrer.

"No creo que el euro se colapse y aconsejo a todos que tengan confianza en la moneda", dijo Zhu. La eurozona registró una contracción de 0,2% en el valor de su producto interno bruto (PIB) en el segundo trimestre del año con respecto al trimestre previo.

El Banco Central Europeo (BCE) anunció la semana pasada un nuevo programa de compra de bonos que hará compras sin plazo definido de bonos gubernamentales de corto plazo para mantener abajo los costos de los préstamos para los países europeos en dificultades.

El FMI está dispuesto a participar en el programa del BCE ayudando a establecer las condiciones adscritas al programa y a supervisar su puesta en marcha, dijo Zhu.

En la misma sesión, la primera ministra de Dinamarca, Helle Thorning-Schmidt, pronosticó una "perspectiva gris" para la economía europea, aunque dijo que espera que la economía gane un poco de velocidad en 2013.

"No se equivoquen, Europa y el euro siguen en crisis y la situación está lejos de ser satisfactoria", dijo Thorning-Schmidt.

Se requiere bastante determinación política audaz para llevar a cabo las reformas estructurales en los países donde se necesitan y que Europa ya ha llegado muy lejos.

La primera ministra pidió al resto del mundo que ayude cuando Europa muestre sus primeras señales de recuperación invirtiendo y realizando comercio con la región, porque eso beneficiará a la economía mundial entera.

Li Daokui, ex asesor del banco central de China, dijo que la crisis de deuda de la eurozona no conducirá al colapso del euro, sino que volverá más sólida la base económica y política de la región, porque a ésta no le queda ninguna otra opción.

Pronosticó que las naciones europeas finalmente alcanzarán una mayor integración a través de las reformas, y urgió a Europa a que adopte una política monetaria flexible y que transfiera parte del poder fiscal de las naciones europeas del sur a la Unión Europea.

El Foro Davos de Verano, conocido previamente como la Reunión Anual de Nuevos Campeones del Foro Económico Mundial tiene lugar del 11 al 13 de septiembre y es el sexto en sostenerse en China.

Con el tema "Creando la economía del futuro", el evento de tres días tendrá programas interactivos sobre asuntos como la crisis del euro, la economía futura de China y la seguridad alimentaria mundial.