El secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, quien cumple 47 años de edad, podría ser uno de los interesados en la candidatura del PRI a la Presidencia de la República, porque es uno de los colaboradores más importantes y cercanos al presidente Enrique Peña Nieto, quien lo considera hombre de toda su confianza, según analistas políticos.

Sin embargo, advierten que eso no basta para que obtenga la nominación, porque el responsable de las finanzas públicas del país enfrenta el reto de mantener la estabilidad macro del país, en un contexto de debilidad económica y de volatilidad financiera internacional que limita el potencial de crecimiento de México y mantiene bajo presión su tipo de cambio.

Justo con ese objetivo, la dependencia a su cargo presentará a más tardar el 8 de septiembre al Congreso de la Unión el paquete económico 2016, que incluye la Iniciativa de Ley de Ingresos y el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación, el cual, se anticipa, será elaborado sobre una base cero, no inercial.

A decir del propio secretario, en el paquete económico se propondrá al Congreso un ajuste fiscal de aproximadamente 130.000 millones de pesos (US$8.000M) al presupuesto 2016, que será adicional al recorte preventivo de 124.300 millones de pesos al gasto de 2015.

De manera adicional, la SHCP, responsable de la política fiscal, actuará en coordinación con el Banco de México, responsable de la política monetaria del país, para hacer frente al impacto negativo de la mayor volatilidad financiera internacional que, se advierte, generará el incremento de tasas de interés en EU.

Antes, durante sus primeros tres años al frente de la Secretaría de Hacienda, Videgaray impulsó la aprobación e implementación de las reformas estructurales aprobadas por el Congreso de la Unión.