Perú registró una inflación de 0,33% en junio, muy por encima de lo esperado por analistas, impulsada por un alza en los precios de los combustibles tras un desabastecimiento de gas, que también incidió en un aumento de las tarifas de transportes, dijo este miércoles el gobierno.

Analistas consultados por Reuters habían anticipado que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) en Lima Metropolitana subiría un 0,19% en junio.

La tasa de junio es inferior a la inflación de 0,56% registrada en mayo, una de las más altas del año, pero es mayor al 0,16% registrado en el mismo mes del año pasado.

El Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI) dijo que la inflación acumulada entre enero y junio fue de un 2,55%.

La inflación de los 12 últimos meses a junio fue de 3,54%, equivalente a una tasa promedio mensual de un 0,29%. La tasa anualizada está por encima del rango meta fijado por el Banco Central de entre un 1% y un 3%.

Los precios del sector de Alquiler de Viviendas,

Combustibles y Electricidad subieron un 1,63% en junio, impulsados por un alza de los precios del gas ante el menor abastecimiento de este recurso.

En tanto, los costos del sector de Transportes y Comunicaciones aumentaron un 0,35% en junio, también golpeados por el desabastecimiento del gas licuado de petróleo vehicular, explicó el INEI.

Los precios en el sector de alimentos y bebidas, el de mayor peso en el índice, subieron un 0,15% en junio principalmente por un alza del costo del azúcar, que fue compensado por una baja en los precios del pollo, agregó el INEI.

El Banco Central mantuvo en junio su tasa clave de interés en un 3,25%, luego de recortarla en enero en un cuarto de punto porcentual para impulsar a la economía local, y bajó su tasa de encaje en varias oportunidades para impulsar el crédito en moneda local.

Para este año, el Banco Central estima una recuperación de la economía local, que se expandiría un 3,9% desde el crecimiento de un 2,4% del año pasado.