México está condenado al éxito, es una cuestión de tiempo pero tiene todo para ser un país exitoso, resaltó Nuno Matos, director general de HSBC México.

“Es un país grande, con una población joven, el bono demográfico muy positivo, la mano de obra es absolutamente comprometida y hay un factor que por ahora parece menos positivo pero que es fundamental: ¿a qué país no le gustaría tener 3 mil 200 kilómetros de frontera con Estados Unidos, la mayor economía del mundo?”, argumentó.

“Hoy todo nos parece negro, pero no tiene nada de negro, si miras al corto plazo, te equivocas, hay que mirar hacia adelante”, reiteró.

Consideró que ante un escenario de renegociación del Tratado de Libre Comercio (NAFTA, por sus siglas en inglés) en donde la institución prevé que habrá de modernizarse, también dijo tener claro que la economía mexicana está preparada para ser competitiva “con o sin NAFTA”.

“No creemos que el escenario sea un ajuste drástico del NAFTA y pero si fuera el caso, México seguirá siendo un país absolutamente dedicado al comercio internacional. Es un modelo de negocio que no cambiará con o sin NAFTA”, insistió.

Anticipó que la economía mexicana tendrá un mejor 2017 de lo que se ha pensado hasta el momento con un crecimiento de entre 1.5 y 2 por ciento, que si bien es moderado, no tiene nada que ver con una crisis o una recesión.

Además, explicó que “nos olvidamos de que si a Estados Unidos le va bien, no hay forma de que le vaya mal a México”.

Riesgo geopolítico. Sin embargo, el director de uno de los 7 bancos de mayor tamaño en el país, también dijo que es cierto que para 2018 existe cierto riesgo geopolítico en el mundo de proteccionismo y nacionalismo que está provocando volatilidad a nivel internacional y del cual México no está exento.

“Las elecciones mexicanas no van a ser la excepción. Va a haber volatilidad, pero tampoco veo ningún problema ante cualquier tipo de escenario político. México es un país que tiene estabilidad democrática desde hace muchísimos años, instituciones sólidas y por lo tanto escenarios radicales no creo que puedan pasar en México”, explicó.

Por ello, Nuno Matos reiteró que, como un banco con operaciones a nivel global, HSBC estará “encantado” de seguir trabajando en México en el largo plazo “en todos los escenarios” pues a pesar de cualquier alternancia descartó que puedan darse “escenarios radicales porque todos los candidatos querrán lo mejor para el país”.