El Fondo Monetario Internacional (FMI) reconocerá a Bolivia en octubre próximo como un país de ingresos medios, anunció el ministro boliviano de Economía, Luis Arce.

"Bolivia saldrá de la lista de países de bajos ingresos del FMI gracias al crecimiento de sus ingresos y al acceso al mercado internacional, a través de bonos financieros", dijo Arce reunido con medios estatales de comunicación en La Paz.

De acuerdo con el ministro de Economía, el FMI era el último de los organismos financieros internacionales en reconocer la fortaleza económica del país.

"Nuestro país está incluido en un reciente informe del Fondo Monetario Internacional sobre el uso de fondos para el financiamiento en condiciones concesionarias. El texto evalúa a los países que cumplen con criterios de acceso al mercado de graduación", explicó.

Tras este reconocimiento, Bolivia dejará de beneficiarse con créditos concesionales gracias al crecimiento en sus ingresos y al acceso al mercado internacional, a través de los bonos soberanos.

El Ministerio de Economía resaltó que diversos organismos internacionales como el Banco Mundial (BM) y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) han catalogado a Bolivia como un país de ingresos medios, lo cual derivó en la otorgación de mayores líneas de créditos.

"La musculatura de la economía nacional es gracias a la implementación del Nuevo Modelo Económico Social Comunitario Productivo desde 2006 con la llegada de Evo Morales a la presidencia, que ha permitido al país mantener niveles récord de crecimiento económico", aseveró.

El informe del FMI, en la reseña sobre Bolivia, argumenta que la postulación se sustenta en los datos del crecimiento, una inflación decreciente, varios años de superávit fiscales apoyados por los ingresos de hidrocarburos, el aumento de las exportaciones de hidrocarburos y la Inversión Extranjera Directa (IED) además de la reducción del endeudamiento externo.

El pasado 23 de julio el presidente del Banco Central de Bolivia (BCB), Marcelo Zabalaga, informó que Bolivia estaba en camino a convertirse en un país con calificación "BBB" o con grado de inversión, producto de su crecimiento económico, estabilidad y buenos indicadores macroeconómicos.

De acuerdo con el BCB, la categoría "BBB" permitirá a Bolivia la libre circulación de bonos soberanos en el mercado internacional y captar más inversiones.

Según los estándares internacionales, el grado de inversión es una clasificación otorgada a un país sobre una evaluación concedida por las agencias calificadoras de riesgo Fitch Ratings, Standard & Poor's y Moddy's, las cuales dan diferentes grados a la deuda gubernamental.