El aumento de 7% anual del producto interno bruto (PIB) de China logrado en el segundo trimestre de este año superó las predicciones del mercado, lo que sugiere que el país está en camino para lograr un crecimiento del PIB de alrededor de 7% en todo 2015, señalan economistas.

La economía de China alcanzó un crecimiento anual de siete por ciento en el trimestre pasado, sin modificar el ritmo del primer trimestre, dio a conocer el Buró Nacional de Estadísticas de China (BNE).

Julian Evans-Pritchard, economista chino de Capital Economics, señaló en un análisis que los datos sobre el crecimiento del PIB de China mejoraron las expectativas de consenso del mercado, que eran de 6,8% anual.

Dos razones contribuyeron a fortalecer el crecimiento, mencionó Pritchard. "El primero y ampliamente pasado por alto, es el impacto del avance en el volumen del mercado de valores en la actividad de correduría, que cuenta como parte del sector de servicios. La segundo razón es la creciente evidencia de una recuperación en la economía en general".

Agregó: "con la reducción del lastre de la desaceleración estructural en el sector inmobiliario y la industria pesada, creemos que el crecimiento está en vías para desacelerarse sólo gradualmente en el curso de los próximos años".

Tanto el crecimiento del PIB como los datos de la actividad económica de junio fueron mayores a los de consenso, impulsados por un rápido crecimiento en el sector de servicios, la inversión en infraestructura, y la venta de inmuebles, dijo el equipo de investigación global de HSBC.

Datos oficiales muestran que la producción industrial de China en junio se expandió en 6,8 por ciento anual, superior al 6,1% de mayo; la inversión en activos fijos se elevó 11,4% durante el primer semestre del año; y las ventas al por menor también se fortalecieron tanto en términos reales como nominales el mes pasado.

El mayor impulso pareció ser el sector de servicios. El avance del PIB sugiere que el sector de servicios creció 8,4% anual en el segundo trimestre, por encima del 7,9% del primer trimestre, dijo HSBC.

"Un desglose completo por sector no se ha dado a conocer, pero las finanzas podrían permanecer como el sector de más rápido crecimiento, seguido por un mejoramiento en bienes raíces", añadió HSBC.

Sin embargo, HSBC sugiere que "el mejoramiento tanto en inversión como en crecimiento de la producción industrial aún es tentativo y relativamente modesto. Con el fin de fortalecer y mantener la recuperación, se requieren más medidas que flexibilicen las políticas y posiblemente en el segundo semestre de 2015".

"Pronosticamos otro recorte de tasas de 25 puntos base y un recorte en el requerimiento de reservas de 200 puntos base en el segundo semestre de 2015. Pronosticamos un crecimiento del PIB para todo 2015 de 7,1%", agregó el banco.

Andrew Colquhoun, jefe de Soberanías de Asia-Pacífico en Fitch Ratings, declaró: "Los datos de hoy son congruentes con las expectativas de Fitch y siguen la proyección de la agencia de un crecimiento de 6,8 por ciento para el año.

La agencia de clasificación crediticia espera una mayor aceleración secuencial en el segundo semestre del año luego de la reciente flexibilización de las políticas monetaria y crediticia.

"La capacidad de recuperación de las ventas al por menor en junio es un signo alentador de que los riesgos, aunque no son insignificantes, retroceden, a pesar de la reciente volatilidad en el mercado accionario. No obstante, el panorama a largo plazo permanece siendo de desaceleración estructural mientras la economía pasa por un difícil proceso de ajuste y desapalancamiento", indicó Colquhoun.