Si bien en la mayoría de los países el presupuesto nacional es materia de debate por políticos, economistas y entidades de amplios sectores, no se elabora en base a caprichos o intereses particulares dijo el secretario de Hacienda y Crédito Público de México, Ernesto Cordero.

En este sentido, el presupesto de la nación azteca para 2011 (US$275.000M) aprobado por la cámara alta de dicho país se integra para cumplir con los objetivos plasmados en el plan nacional de desarrollo.

El titular, indicó que los recursos del presupuesto provienen de la sociedad, de los impuestos que todos aportamos, y no son propiedad de nadie en particular.

De acuerdo a lo anterior dijo, “es nuestro deber que estos recursos se destinen de manera correcta, rindan los resultados para los que fueron programados”, consigna Milenio.

Dijo también que para el presupuesto de egresos 2011, con la información del PBR, por primera vez se propuso compactar 40 programas, que sumados a otros esfuerzos por mejorar el uso de los recursos, da un total de 119 programas que se propone compactar “lo que es un paso sustancial en la historia presupuestal de México”, informa el mismo medio.