Algunos operadores dicen que es tiempo de sacar provecho a los altos precios que ha registrado el metal precioso.

A medida que los precios del oro se acercan a los US$2.000 la onza, algunos operadores optimistas dicen que es hora de sacar el dinero del mercado, luego de que la escalada por compras de refugio se extendió lejos y demasiado rápido en las últimas semanas.

Los inversores en oro de varias firmas dijeron que los precios del metal podrían caer fuertemente por su sobrevaloración.

Si bien eso no significa que los operadores optimistas sobre el precio del oro son ahora pesimistas, ellos recomendaron tomar ganancias después de que el oro se negoció brevemente a más de US$1.900 la onza por primera vez.

El oro al contado subió más de uno por ciento por encima de US$1.853 la onza el miércoles antes de caer a niveles de US$1.837 tras la publicación de un positivo dato económico de Estados Unidos. Este martes, el metal cayó 3%, en su mayor pérdida diaria en un año y medio.

Muchos inversores han buscado un refugio en el lingote ante el desplome en el mercado de acciones, los temores sobre la deuda soberana en Europa y Estados Unidos y preocupaciones por una recesión.

El oro ganó cerca de 9% en las seis sesiones antes de la caída de este martes y ha subido en más de US$400 desde julio.

El inversor independiente Dennis Gartman, que ha sido durante mucho tiempo optimista sobre el precio del oro en moneda no estadounidense. dijo que redujo sus posiciones largas del metal cotizado en euros y libras esterlinas en una tercera parte este martes y otro tercio este miércoles.

"Tal vez las cosas se han vuelto un tanto efervescentes, y reducir la exposición en lugar de incrementarla parece razonable y prudente", dijo Gartman.

Un resurgimiento en la demanda de inversión ha impulsado la escalada del oro en la última década, especialmente en períodos de desaceleración económica mundial, con un crecimiento del 4% de la demanda total de oro en 2000 a más del 39% en el 2010, según el banco estadounidense Citigroup.

"Sin embargo, advertimos que este aspecto que da apoyo al oro en este momento puede llevar a su caída hacia adelante", dijo el banco en una nota.

La estratega de metales de UBS Edel Tully dijo que el banco suizo "registró un incremento de los clientes que buscan tomar ganancias", aunque destacó que no implica una tendencia.

Los administradores de fondos dijeron que el metal estaba subiendo por expectativas de un mayor alivio monetario de Estados Unidos y que el lingote podría caer si el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, no anuncia una nueva compra de bonos en una conferencia este viernes.