La percepción de la situación económica española batió un nuevo récord de pesimismo el pasado mes de octubre cuando, por primera vez, el número de españoles que la definen como "mala o muy mala" alcanzó el 91,2%.

Así consta en el barómetro de Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) realizado el pasado mes de octubre.

Los barómetros se realizan con una periodicidad mensual –excepto los meses de agosto– y tienen como principal objetivo medir el estado de la opinión pública española del momento. Para ello se entrevista en torno a 2.500 personas elegidas al azar dentro del territorio nacional, de las que, además de sus opiniones, se recoge una amplia información social y demográfica para el análisis, de acuerdo a lo que informa en su página Web el CIS.

El diagnóstico sobre la situación económica vuelve a reflejar el creciente pesimismo de los españoles, puesto que los que la definen como "mala" o "muy mala" son ya el 91,2%, 2,3 puntos más que en septiembre.

Hasta octubre, el récord estaba en el 90,2% anotado el pasado mes de mayo. Hace un año esa cifra se situaba en el 86,7%.

En el lado opuesto se sitúa el 0,7% que percibe la actual coyuntura económica como "buena" y nadie se atreve a calificarla de "muy buena", según despacho de Europa Press.

Un aplastante 70% la ve peor que hace un año y la mitad cree que aún empeorará más en 2013.