Madrid. El Tesoro Público español captó este jueves 1.390 millones de euros (unos US$1.725 millones al cambio actual) en bonos a diez años ligados a la inflación, con un interés marginal del 0,889%, informó la entidad.

Se trata de una reapertura de la primera emisión de este tipo, ligada a la inflación, que España llevó a cabo en mayo.

En aquella ocasión, el Tesoro colocó 5.000 millones de euros con una rentabilidad del 1,835% después de que los inversores demandaran más de 20.000 millones de euros.

Posteriormente, a principios de julio, el Tesoro reabrió esa emisión para incrementar la liquidez y atender la demanda de los inversores y captó 1.004 millones con un interés del 1,483%.

Ahora, de nuevo, España recurre a una subasta especial, es decir fuera de las previstas en su calendario de emisiones, en la que vuelve a reabrir la referencia ya existente de obligaciones a diez años indexadas al IPC armonizado en la zona del euro, con vencimiento el 30 de noviembre de 2024.

La demanda de los inversores ha duplicado ligeramente el importe adjudicado, ya que llegó a 2.870 millones de euros.