El Tesoro Público de España colocó hoy 4.652 millones de euros en deuda a largo plazo, con un mayor interés que en pujas anteriores, salvo en la emisión de un bono a tres años, en una jornada en la que el organismo ha recuperado la tónica habitual de los últimos tiempos, informó el departamento que depende del Ministerio de Economía.

La subasta se ha completado con la emisión de su deuda a más largo plazo, a 50 años y los títulos con vencimiento en 2066 han registrado un interés marginal del 3,19%, por debajo del 3,25% correspondiente a la subasta celebrada el pasado mes de junio.

De esta forma, del total adjudicado, el citado bono a tres años ha sumado 1.016,8 millones de euros, con un interés del -0,014%, frente al 0,074% de la subasta anterior, celebrada el 19 de octubre, mientras otros 973,33 millones de euros se han colocado en forma de bonos a cinco años, con una rentabilidad del 0,375%, algo por encima al 0,35% de la puja previa, que se celebró el 2 de noviembre.

Al mismo tiempo, en la deuda a mayor plazo, el Tesoro Público colocó 1.236,05 millones de euros a diez años, al 1,551 por ciento, por encima del 1,471% anterior, pero en consonancia con la rentabilidad que reclaman los inversores en el mercado secundario y que determina la prima de riesgo, indica el organismo.

Por otra parte, la subasta de hoy colocó también 1.426,2 millones de euros en obligaciones a 50 años, con un rendimiento del 3,195 por ciento más inferior al 3,256% de la puja precedente, celebrada el pasado 1 de junio, indicó el Tesoro Público.

Por último, los inversores siguen apostando por la deuda española, pese a la incertidumbre política en Cataluña (noreste), añadió el organismo público.