Madrid. El gobierno español dijo que no es urgente pedir la ayuda financiera a la Unión Europea (UE), y puntualizó que este tema no es cuestión de debate en la cumbre europea de dos días, que comenzó este jueves en Bruselas, Bélgica.

El jefe del gobierno Mariano Rajoy defendió en Bruselas el cumplimiento de lo pactado ante sus colegas europeos, y dijo que esa será una buena señal de confianza.

El gobierno ibérico espera que los socios comunitarios reunidos en Bruselas asuman el documento suscrito por los presidentes de la Comisión Europea (CE), por el Consejo Europeo, el Eurogrupo y el Banco Central Europeo (BCE) para esta cumbre.

Esperan, específicamente, que en enero esté terminado el reglamento de la supervisión para que el BCE pueda asumir ese papel a lo largo de 2013.

En este sentido, el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García Margallo, dijo que "España no necesitaría acudir al mecanismo de rescate europeo en ninguna cantidad, porque lo que nos importa es que el BCE intervenga en el mercado secundario.

"Otra cosa es que el BCE haya dicho que para que él intervenga el Consejo, para entendernos los políticos, tienen que fijar las condiciones y el marco de referencia. Pero insisto, quien debe resolver el problema es el BCE", explicó.

El rescate también fue comentario de algunos líderes europeos, entre ellos el presidente francés Francois Hollande y la canciller alemana Angela Merkel.

Hollande dijo que confía en poder aclarar con Merkel y con el primer ministro italiano Mario Monti los detalles del mecanismo de ayuda diseñado para que España pueda mejorar sus condiciones de financiación.

Merkel, por su parte, ha subrayado ante el Parlamento alemán que que la eventual decisión de pedir o no el rescate por parte de España corresponde exclusivamente al gobierno de Mariano Rajoy.

Según fuentes de la delegación española en Bruselas citadas por la prensa ibérica, el gobierno de Rajoy no se siente molesto por ese tipo de referencias a la posible petición de rescate, pero recalca que no existe urgencia alguna en solicitarlo.

Agregaron que España sabe que en esta cumbre europea no va a haber una decisión definitiva sobre el rescate financiero, ya que será el gobierno español quien debe solicitarlo.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) instó este miércoles a que España e Italia pidan ya la ayuda financiera a sus socios de la zona euro para detener la crisis de deuda del bloque, algo que el gobierno italiano rechaza, contrario a los mercados españoles que ven bien el llamado del organismo.

El economista en jefe del FMI, Olivier Blanchard, dijo al diario italiano "Il Corriere della sera" que la zona euro está cerca de tener listas todas las medidas necesarias para que España e Italia puedan seguir tomando dinero prestado en los mercados, mientras aplican dolorosas reformas económicas.

Funcionarios de la zona euro dijeron que España podría pedir ayuda financiera el mes próximo y, si lo hace, la solicitud se abordaría en un gran paquete junto a un programa revisado de préstamos para Grecia y un plan de rescate para Chipre.