La solicitud formal del rescate bancario español será enviada este lunes al Eurogrupo, según anunció el ministro de Economía, Luis de Guindos.

Sin embargo, aclaró que en ella no se incluirá la cantidad de dinero demandada, la que será decidida cuando se hayan pactado las condiciones del préstamo.

Las entidades españolas necesitan un capital máximo adicional de 62.000 millones de euros, según el resultado de las auditorías independientes, aclaró la agencia Europa Press.

El presidente del Eurogrupo, Jean-Claude Juncker, había dado a España de plazo hasta el lunes para presentar la petición formal.

De Guindos insistió en que la solicitud es una "mera formalidad" y criticó al presidente del Eurogrupo por su presión señalando que "de vez en cuando al señor Juncker también hay que explicarle las cosas".

Una vez recibida la petición, los inspectores de la Comisión -ayudados por el Banco Central Europeo, la Autoridad Bancaria y el Fondo Monetario Internacional- viajarán a España para realizar su propia evaluación de la banca española y negociar las condiciones del rescate.

El memorándum con los requisitos que se impondrán a los bancos y al conjunto del sistema financiero a cambio de la ayuda se acordará en el próximo Eurogrupo del 9 de julio, explicó De Guindos.

El ministro negó que UE vaya a exigir una quita a los tenedores de bonos subordinados.