Bruselas, EFE. España fue el cuarto país de la Unión Europea (UE) donde se anunciaron más despidos masivos durante el tercer trimestre del año pasado, con un total de 10.594 trabajadores afectados por reestructuraciones de empresas, según un informe publicado hoy por la Comisión Europea (CE).

Entre septiembre y noviembre de 2012 se registraron en la UE un total de 425 anuncios de reestructuraciones, que dejarán sin empleo a 148.112 trabajadores, según datos del Monitor Europeo de las Reestructuraciones (ERM, de sus siglas en inglés), recogidos en el informe trimestral sobre empleo y situación social de la Comisión.

Grecia fue el Estado miembro más afectado por las reestructuraciones, con un total de 27.350 desempleados, seguido de Francia (21.545), el Reino Unido (19.828), España (10.594), Suecia (10.319) e Italia (9.619).

El mayor número de reestructuraciones se observó en el sector de la manufactura industrial, con la pérdida de 46.760 empleos, y a continuación se situaron la administración pública (27.860), las empresas de información y comunicación (20.921) y el sector de las finanzas (17.017).

En este último sector, el informe destaca el caso concreto de Bankia, que prescindirá de 6.000 trabajadores (el 28 % de su plantilla actual) dentro de su proceso de reestructuración.

En el sector industrial, la CE señala el cierre de la planta de Ford en Genk (noreste de Bélgica), que provocará la pérdida de 4.300 empleos directos y otros 5.000 indirectos, así como el cierre de instalaciones en las localidades británicas de Southampton y Dagenham, lo que en total acabará con otros 1.400 puestos de trabajo.

El anuncio del despido de 25.000 funcionarios en Grecia es el mayor de todos los registrados en el sector público en la UE, mientras que Francia sufrió las reestructuraciones más importantes en el sector de las telecomunicaciones, con 5.000 puestos de trabajo suprimidos por France Télécom y otros tantos en Orange, según la CE.

El informe recoge asimismo la creación de unos 46.330 nuevos puestos de trabajo en la UE mediante procesos de ampliación o expansión de empresas.

La manufactura industrial también encabeza la lista de los sectores que más empleo generaron, con un total de 12.792 nuevos puestos de trabajo, seguido del transporte y el almacenamiento (8.550) y el comercio minorista (5.9439).

Safran y Airbus, empresas francesas especializadas en la tecnología aeronáutica y espacial, fueron responsables del mayor número de nuevos empleos en el sector industrial, con 3.000 y 2.000 contrataciones, respectivamente.

En el sector del transporte y el almacenamiento destaca la filial británica de Amazon, que creó 2.000 empleos, mientras que en el comercio minorista la alemana Rossmann amplió su plantilla con 2.000 trabajadores.