Madrid. El ministro español de Hacienda, Cristóbal Montoro, confió hoy en que la Unión Europea (UE) contemple la actual coyuntura macroeconómica a la hora de establecer los objetivos de déficit para 2012.

En una entrevista concedida al diario La Vanguardia, Montoro estimó que la UE debe marcar un nuevo objetivo de déficit público para España -el actual es de 4,4% del Producto Interno Bruto (PIB)-, teniendo en cuenta un escenario más realista de recesión.

La situación ha cambiado y el gobierno español espera que Bruselas también modifique su percepción económica y la adapte al nuevo contexto, enfatizó el funcionario, en alusión a las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI).

Según los pronósticos del FMI, la economía de este país ibérico se contraerá 1,7% este año y 0,3% en 2013, debido al deterioro derivado de la crisis del euro y los recortes del gasto aprobados para reducir el déficit fiscal.

Montoro recordó que cuando el bloque comunitario fijó el objetivo de déficit en 4,4% del PIB, la previsión de crecimiento era de 2,3%.

"En ese escenario suponía que se incrementaría la recaudación fiscal, pero en un escenario de recesión significa que los ingresos de nuevo van a disminuir", indicó el titular de Hacienda al periódico catalán, cuya información recoge Infobae.

Aclaró, no obstante, que la administración conservadora de Mariano Rajoy tiene la firme voluntad de acatar los compromisos de consolidación fiscal marcados por las instituciones europeas.

El Ejecutivo encabezado por el derechista Partido Popular anunció un drástico programa de recortes por valor de ocho mil 900 millones de euros, así como un aumento de impuestos para recaudar poco más de seis mil 200 millones de euros este año.

Justificó su decisión en el hecho de que el déficit de 2011 será de 8,0% del PIB, frente al compromiso de 6,0% asumido por el anterior Gobierno del Partido Socialista Obrero Español.