Madrid. La vicepresidenta del gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, insistió este martes en que el Ejecutivo necesita tiempo antes de decidir si solicita formalmente una ayuda financiera a sus socios europeos para abaratar los costos de la deuda pública.

"Hay que tener una conocimiento muy claro y muy profundo de que puede suponer cada cosa y cuando eso se tenga (...) tomar la mejor decisión para todos los españoles", dijo Sáenz de Santamaría en una entrevista en Telecinco.

Tras la aprobación por parte del Tribunal Constitucional alemán de la puesta en marcha del fondo de rescate europeo, los mercados han dado por descontado que España usará este mecanismo y el costo de la deuda se ha abaratado notablemente, con un diferencial a diez años entre el bono español y el referencial alemán que llegó a bajar de los 400 puntos básicos.

No obstante, la falta de un mensaje claro por parte del presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, sobre el rescate ha vuelto a ensanchar ligeramente los diferenciales hasta niveles que el martes rondaban los 433 puntos básicos.

Aunque la mayor parte de los analistas dan por descontado que España necesita la ayuda para reconducir los costos del Tesoro y reabrir los mercados de crédito, varios medios han publicado que el presidente del Gobierno pretende extender en el tiempo cuanto sea posible la decisión, con elecciones locales en Galicia y el País Vasco en el horizonte cercano.