España a lo largo de 2014 recibió del Banco Europeo de Inversiones (BEI) 11.900 millones de euros (US$15.470M), es decir, el 15,5% del total, lo que le convierte en el país que más ayuda recibió de esta entidad financiera, informó el presidente de la institución, Werner Hoyer.

Durante 2014, el BEI firmó préstamos por 77.000 millones de euros para apoyar la inversión en Europa y en el resto del mundo, pero casi el 89,6% (65.000 millones de euros), fue destinado a Estados miembros de la Unión Europea (UE), subraya el organismo bancario.

Después de España se encuentran Italia, con 10.900 millones de euros, Francia, con 8.200 millones de euros, Alemania, con 7.700 millones de euros y Reino Unido, con 7.000 millones de euros, según los datos del informe anual del BEI que fue presentado hoy por Hoyer en una rueda de prensa en Bruselas, citado por medios locales.

Por último, el presidente del BEI aseguró que el organismo ha permitido "preservar 3,9 millones de empleos y apoyar a 290.000 empresas", en especial pequeñas y medianas y nuevas empresas, para cuyos proyectos la entidad asignó 25,5 millones de euros, así como las ayudas habidas contra el cambio climático (19.100 millones de euros), las infraestructuras estratégicas (20.600 millones de euros) y la innovación y competencias (14,7 millones de euros).