Madrid. España registró el mes pasado su peor dato de desempleo para enero desde el 2009, al mismo tiempo que encadenó su sexto incremento mensual consecutivo en medio de la peor crisis económica que padece el país en varias décadas y que llevaría a una nueva recesión en el primer trimestre de este año.

El ministerio de Empleo y Seguridad Social dijo este jueves que la desocupación se elevó en enero en 177.470 personas después de que el mes anterior subiera en cerca de 2.000 personas. Se trata de un alza mensual del 3,19%, con un incremento anual del 4,51%.

El desempleo se incrementó en las 17 regiones o comunidades autónomas del país.

"Las cifras de enero indican que la tasa de paro podría irse en el primer trimestre hasta el 23,6% ó 23,7%", dijo Estefanía Ponte, economista de Cortal Consors.

La tasa de desocupación, según la Encuesta de la Población Activa (EPA), subió hasta el 22,8% en el último trimestre del 2011, cuando alcanzó niveles que no se registraban desde hace unos 17 años.

Analistas y sindicatos atribuyen parte de la caída económica y su impacto en el mercado laboral a las medidas de ajustes que se vienen introduciendo en España desde el verano del 2010 con el fin de consolidar las cuentas públicas.

Esta situación ha llevado a numerosas voces, incluidos líderes políticos europeos y organismos internacionales como el FMI, a reclamar un difícil equilibrio entre los ajustes presupuestarios y medidas que estimulen el crecimiento y, por tanto, el empleo.

"Los últimos datos de la EPA han reflejado la destrucción de más del doble de empleos que en 2010 y esto es debido al endurecimiento de las políticas de ajuste en nuestro país", dijo Candido Méndez, secretario general del sindicato Unión General de Trabajadores (UGT).

Méndez añadió que en España el aumento del déficit "tiene que ver con la caída tan brutal de ingresos, que antes provenían de la burbuja inmobiliaria".

Por su parte, la Seguridad Social perdió 415.601 afiliados en relación a enero de 2011.

"Este mes (enero) siempre ha sido negativo para la afiliación a la Seguridad Social, no se recuerda ninguno positivo", dijo el Secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, según cita una nota de prensa de Trabajo.

Desde enero del 2011, el desempleo ha escalado en 368.826 personas, o un 8,72%.

En el mismo mes del año pasado, el desempleo se incrementó en 130.930 personas.

El gobierno ha prometido en las próximas semanas presentar una profunda reforma laboral que permita mejorar las condiciones del mercado de trabajo, el principal lastre de la economía española.

Dada la negativa evolución del mercado del trabajo desde que se consumara la reforma laboral abordada por el anterior Gobierno socialista en el verano boreal del 2010, que incluía un abaratamiento del despido, algunos analistas dijeron que sería más adecuado fomentar la contratación y ayudar a las empresas a mantener sus empleados, como ocurrió exitosamente en Alemania.

"Si se destruye más el empleo, paralelamente se destruyen expectativas de consumo, con el resultado que todos conocemos", dijo un analista que pidió el anonimato.

Por su parte, el número de contratos registrados durante el mes de enero totalizó 1.038.601, lo que supone un descenso de 77.418 o de un 6,94 por ciento sobre el mismo mes del 2011.

En enero de 2012 se han registrado 75.899 contratos de trabajo indefinidos que representan el 7,31 por ciento de todos ellos y supone una reducción de 26.834, o un 26,12%.