Esta semana concluye el plazo que por Ley tiene el presidente Álvaro Colom para decretar un aumento o mantener estable el salario mínimo que regirá para las diferentes actividades económicas durante el 2012.

Se espera que la decisión del mandatario sea oficializada el 30 de diciembre próximo, tras analizar el dictamen técnico de la Comisión Nacional del Salario Mínimo (CNS) y del Banco de Guatemala (Banguat).

La CNS propuso al presidente un aumento del 5%, equivalente a Q3,10 (US$0,37) diarios para los trabajadores del campo y la ciudad, de manera que ascienda a Q66.80 por día, y de Q2.67 para los empleados de las industrias de exportación y textiles, de manera que ascienda a Q62.42 diarios.

La semana última, el Banguat envió al presidente su dictamen donde expresó que de acuerdo con el análisis de la Junta Monetaria, el ajuste planteado por la CNS no tendría ningún impacto negativo sobre la actividad económica.

Colom podría tomar la decisión de decretar un incremento mayor al sugerido por la CNS o de mantener el nivel actual del salario mínimo.