Eleconomista.com.mx. Los gobiernos estatales incrementarán su dependencia de los recursos federales en el 2014, según sus leyes de Ingresos.

Mientras en el 2013 la bolsa que transfirió la Federación les significó 84,9% de sus ingresos totales, en promedio, para el 2014 esta relación será de 86,1%.

Los ingresos totales para los 31 estados y el DF se estiman en 1 billón 542,531.5 millones de pesos, lo que representa 6,1% más que lo obtenido durante el 2013 de forma real, es decir, considerando la inflación prevista para este 2014.

En promedio, los estados contarán con 5,8% más presupuesto; no obstante, en cuatro entidades se registrarán contracciones en la capacidad de gasto: Morelos, Quintana Roo, Michoacán y Nayarit.

En el caso de Morelos, estimó ingresos por US$14,447 millones, cuando en el 2013 su presupuesto fue de US$16,201 millones, lo que significa una caída de 10,8%. En tanto, Quintana Roo tendrá 9,9% menos ingresos; Michoacán, 1,3, y Nayarit, 0,2%.

Del otro lado, hay cinco entidades que incrementarán sus presupuestos por arriba de 10%. Se trata de Durango (28,1%), Guanajuato (26,9%), Colima (23,5%), Yucatán (11,1%) y Chiapas (10,7%).

En términos nominales, el Estado de México es la entidad que más incrementará su bolsa. De un presupuesto de US$133.4 millones, ahora contará con US$145.049 millones (8,7% más), una diferencia de US$11.633 millones.

Incrementa dependencia y opacidad. Raymundo Tenorio, director de la licenciatura en Economía y Finanzas del Tecnológico de Monterrey, explica que estos saltos presupuestales se pueden deber, principalmente, a obras de infraestructura financiadas mediante aportaciones y participaciones (dinero de origen federal).

Al respecto, Carlos González, investigador del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), destaca que la reforma hacendaria no estableció condiciones para obligar a las entidades a generar mayores recursos por ellas mismas.

Así, los expertos desestimaron que el incremento de recursos se deba a un mayor esfuerzo por parte de las administraciones estatales, las cuales dependen en gran medida del dinero que la Federación les aporta mediante los ramos 28 y 33, convenios y transferencias que dejan de lado la responsabilidad de generar ingresos propios por la vía de la recaudación de impuestos, los productos, derechos y aprovechamientos.

Alertan que mientras el dinero para los estados ha ido aumentando, no lo han hecho así los compromisos con el uso eficiente de los recursos en general.

“Los gobiernos locales no asumen compromisos reales o legales para incrementar la recaudación local (..), no quieren asumir los costos políticos. Este gobierno federal, desgraciadamente, sigue siendo cómplice de la opacidad de algunos gobiernos”, lamentó Tenorio.

Michoacán, pese a crisis, tendrá menos presupuesto. Al considerar la inflación estimada para el 2014, Michoacán, un estado con problemas de inseguridad, contará con menos presupuesto: 1,3%.

De acuerdo con la ley de ingresos 2013 del estado, éste percibió recursos a precios constantes por US$4.338 millones, mientras que para 2014 el monto total es de US$322,17millones.

El dinero de la federación le representa 86,9% de su bolsa total. Para 2014, mediante aportaciones, participaciones, transferencias y otras ayudas, recibir US$37.241 millones, esto es 13% de forma real más que lo asignado para el 2013.

El hueco presupuestario para 2014 se puede explicar por una reducción de los pasivos contratados: en el 2013 el estado contrató créditos por US$4.394 millones, pero para 2014 el gobierno del estado solicitará sólo US$326,3 millones.

Lea además en Eleconomista.com.mx NL presenta su Plan Sectorial de Energía