Londres. Estados Unidos liderará una recuperación del mundo desarrollado caracterizada por una expansión poco espectacular este año y el próximo, según un sondeo de Reuters a economistas que apuntaron al alza de los precios del petróleo como el mayor riesgo para el crecimiento.

El sondeo mensual a más de 250 economistas de todo el mundo volvió a mostrar que Estados Unidos encabezará a los países ricos en términos de crecimiento económico, mientras que la zona euro, Gran Bretaña y Japón lucharán por mantenerse a flote.

Aunque no se espera que alguna de estas economías caiga de nuevo en recesión, los encuestados dijeron que el alza de precios del petróleo es el riesgo más evidente que podría descarrilar esa opinión de consenso.

El precio del crudo, que subía a más de US$114 por barril este miércoles, ha escalado desde comienzos de año, ante el surgimiento de revueltas populares en varios productores petroleros de Oriente Medio y el norte de Africa.

Las presiones inflacionarias han aumentado en la mayoría de las principales economías del globo como consecuencia directa de la tensión política, por lo que el sondeo exhibió una moderada alza en el panorama de los precios al consumidor en gran parte de los países.

"La pregunta es si enfocarse en los actuales reportes de datos que confirman que la expansión global está bien avanzada o en la posibilidad de que la combinación de altos precios del petróleo y un crecimiento inestable en ciertos países descarrilarán el impulso económico", dijo el economista de RBC, Dawn Desjardins, en una nota de investigación.

De los 86 economistas que respondieron a la pregunta adicional, 66 expresaron que los precios del petróleo son el mayor riesgo al crecimiento global, mientras que 15 economistas escogieron la crisis de deuda de la zona euro y 12 citaron el alza de precios de los alimentos. Algunos escogieron más de una opción.

El sondeo predijo que Estados Unidos crecerá un 3,1% anual en el 2011 y 2012.

Inflación preocupa

En el caso de Japón, será difícil que el crecimiento supere el 0,5% por trimestre en el futuro cercano, aunque el sondeo sugiere que el alza de los precios del crudo provocará una salida más pronta de la deflación de lo que se esperaba el mes pasado.

Aunque salir de la deflación es un antiguo objetivo de las autoridades japonesas, el hecho de que se logre mediante subidas de precios de las materias primas, cuando la demanda doméstica sigue débil, no es algo para celebrar.

"Si los precios de las necesidades diarias suben cuando los salarios no están aumentando, eso tiende a perjudicar el gasto en otros bienes", explicó Takeshi Minami, economista del Instituto de Investigación Norinchukin.

En contraste, las autoridades europeas están preocupadas de la inflación, que se ha disparado por sobre sus metas.

Muchos ciudadanos de la Unión Europea enfrentan la desoladora combinación entre una alta inflación y generalizadas medidas de austeridad, que frenarán la demanda doméstica.

En Gran Bretaña y la zona euro, es complicado que el crecimiento económico trimestral supere el 0,5% al menos hasta fines del próximo año, según el sondeo.

Con um panorama de crecimiento que en generalmente se ve magro en los países del mundo rico, la política monetaria va a permanecer expansiva en Estados Unidos y Japón por bastante tiempo, a pesar del aumento de las presiones inflacionarias.

En contraste, es probable que las tasas de interés de la zona euro suban en abril por primera vez desde la recesión, mostró el sondeo.