Cartagena. Un importante asesor de la Casa Blanca dijo este sábado que China ha hecho progresos en la reforma de su política monetaria, pero destacó que a Estados Unidos le gustaría ver más medidas.

En un encuentro con periodistas en Cartagena, Colombia, ciudad en la que el presidente Barack Obama participa de la Cumbre de las Américas, el asesor de la Casa Blanca, Ben Rhodes, se refirió al anuncio de Pekín de ampliar la banda de flotación del yuan contra el dólar.

"Esto se da en nuestra línea de querer ver que China dé más pasos como ese para ver su moneda apreciada para que esté en línea con el valor del mercado", dijo Rhodes. "Ellos han hecho algunos progresos, pero nos gustaría ver más movimiento", agregó.

El banco central de China dijo que el yuan podrá ahora subir o bajar hasta 1% cada día desde un punto medio y que la medida entrará en vigencia este lunes. Hasta ahora, podía moverse hasta 0,5% cada día.

El momento del anuncio destacó la percepción de Pekín de que el yuan se encuentra cerca de su nivel de equilibrio, y que la economía de China, aunque se está enfriando, es lo suficientemente robusta como para ser sometida profundas y vitales reformas estructurales, dijeron analistas.

La moneda china es un tema sensible en Estados Unidos, donde muchos líderes empresariales creen que un yuan subvaluado le da a las exportaciones chinas una ventaja de precio injusta en los mercados globales.

Cómo manejar el asunto con Pekín es un tema importante en la campaña presidencial estadounidense, donde Obama podría enfrentarse al aspirante republicano Mitt Romney, un ex gobernador de Massachusetts que parece encaminarse a ganar la nominación de su partido para las elecciones de noviembre.

En la Cumbre de las Américas, Obama remarcó la potencialidad de nuevos lazos comerciales de Estados Unidos con América Latina en un esfuerzo por contrarrestar la impresión de que su gobierno ha ignorado a la región para concentrarse en sus relaciones con otros mercados.

Al ser consultado sobre si la Casa Blanca estaba preocupada de que China esté incrementando su influencia en América Latina, Rhodes dijo: "no estamos preocupados en absoluto".

Rhodes remarcó que las exportaciones de Estados Unidos a América Latina son mayores que las de China.