El Departamento de Justicia de Estados Unidos, según medios estadounidenses, pretende hacer pagar a Deutsche Bank 14.000 millones de dólares para llegar a un acuerdo en una investigación sobre su papel en la crisis de las hipotecas basura. El banco alemán confirmó la cifra, que no es definitiva, y explicó que las negociaciones con las autoridades estadounidenses "están sólo comenzando". Y advirtió de que "no tiene intención" alguna de pagar tal cantidad.

"El banco espera alcanzar un acuerdo parecido al de otros bancos similares que se han saldado en cantidades significativamente menores", dijo Deutsche Bank en un comunicado. Las provisiones legales totales del banco alcanzaban los 5.500 millones de euros a fines del segundo trimestre. Según el rotatio económico 'The Wall Street Journal', los US$14.000 millones son una cifra "de partida" que podría bajar significativamente.

La sanción responde al rol desempeñado por Deutsche Bank en la comercialización de activos financieros respaldados con hipotecas basuras entre 2005 y 2007, los años previos al estallido de la crisis de 2008. De acuerdo con 'Bloomberg', el Deutsche Bank ya ha pagado cerca de US$9.000 millones en multas y acuerdos desde 2008. A fines del 2013, el banco aceptó pagar 1.900 millones de dólares para resolver una demanda por haber instado a dos grandes financieras para vivienda controladas por el Gobierno a que compraran 14.200 millones de dólares en valores respaldados por hipotecas antes de la crisis financiera del 2008.

En 2014, el Bank of America acordó pagar una multa de US$16.500 millones también por sus negocios con las hipotecas basuras, la más alta fijada hasta la fecha. Goldman Sachs, por su parte, alcanzó un acuerdo a principios de este año por US$5.100 millones.