Washington. El Gobierno estadounidense tuvo un déficit presupuestario de US$209.000 millones en marzo, ya que los egresos aumentaron y los ingresos se redujeron, dijo este miércoles el Departamento del Tesoro.

La cifra se compara con un saldo negativo de US$176.000 millones en marzo del año pasado, según el reporte mensual del Tesoro.

Economistas consultados en un sondeo de Reuters habían estimado un déficit de US$194.000 millones para el mes pasado.

Teniendo en cuenta ajustes de calendario, el déficit de marzo fue de US$165.000 millones, comparado con una brecha ajustada de US$134.000 millones en igual mes del 2017.

El déficit en lo que va del año fiscal, que comenzó en octubre, fue de US$600.000 millones, frente a un saldo negativo de US$527.000 millones en igual período del año previo.

Los ingresos sin ajustar totalizaron el mes pasado US$211.000 millones, un 3% menos que en marzo del 2017, mientras que los egresos sin ajustes crecieron a US$420.000 millones, un 7% más interanual.