Tokio. La reconstrucción de Japón así como el impacto en el mundo del devastador terremoto producido este viernes podría implicar un costo superior a US$100.000 millones de acuerdo a las estimaciones hechas por especialistas.

La agencia Infobae relata que sólo en el caso del petróleo habrá repercusiones. Japón es el tercer consumidor mundial del combustible que ahora verá reducido significativamente su demanda.

El economista Nouriel Roubini señala que "es lo peor que nos puede pasar en este momento de la economía", ello sin considerar el impacto de la crisis mundial de 2008.

Explica que Japón volvería a una etapa de recesión.
El impacto en la nación asiática golpearía también de manera muy significativa a América Latina. Ello debido a que es el principal socio de gran parte de los países de la región, especialmente Brasil y Perú.

Desde ya se observa una caída en el precio del petróleo en Nueva York que se ubicó por primera vez en semanas bajo los US$ 100.

A este impacto se suma los problemas generados en la industria automotriz que presenta un sinnúmero de plantas dañadas.

En materia tecnológica, gigantes como Sony podrían cerrar varios puntos de producción en su natal Japón.

Para el economista Tohru Nishihama, del Dai-ichi Life Research Institute Inc. en Tokyo, "puede haber un efecto sobre los precios de los alimentos", señaló a Infobae.

El mismo viernes se vivió el impacto en las bolsas del mundo que anotaron fuertes caídas. al punto que el índice FTSEurofirst 300 caía un 1% a 1.120,68 puntos tras tocar los 1.118,75 puntos, su mínimo desde principios de diciembre.

"Los mercados están en fase de corrección. Si un desastre natural se produce en un momento en que los mercados ya están preocupados por otra cosa, las preocupaciones se suman", explicó Bernard McAlinden, estratega de inversión de NCB Stockbrokers en Dublin.

Las aseguradoras registraban las principales caídas en Europa porque serán las que tendrán pagar los daños del desastre. El índice del sector un 2,3% a la baja. Munich Re se desplomaba 5% y Swiss Re, 6,2%.