México.- La banca en México está bien posicionada para enfrentar las elecciones presidenciales del próximo 1 de julio, y su cartera de créditos podría crecer entre 9 y 10% éste y el próximo año, estimó hoy el banco suizo de inversión UBS.

     Los Expertos de UBS, quienes se reunieron recientemente con representantes de los bancos mexicanos, no anticiparon "cambios importantes" al sector después de los comicios presidenciales.

     "De las conversaciones con los bancos la semana pasada concluimos que no se espera que el crecimiento de los préstamos se debilite después de las elecciones", explicó el banco privado en un reporte a sus clientes publicado este lunes.

     "Debe sostenerse en el nivel actual de 9 y 10%, y se espera un nivel similar de crecimiento de los préstamos en 2019", agregó la entidad.

    Dadas las perspectivas de tasas de interés más altas en Estados Unidos y la debilidad actual del peso, los bancos también esperan que el banco central eleve nuevamente su tasa clave de interés, y la mayoría consideró menos probable una rebaja en el costo del crédito en la segunda mitad del año.

     Por su parte, la banca mexicana no anticipa que se pongan límites al nivel de las tasas de interés, ya que espera que el banco central mantenga su autonomía independientemente de quién sea el próximo presidente de México.

     Además, en una reunión por separado de los expertos de UBS con el central Banco de México (Banxico) se descartó por completo algún plan para imponer restricciones al costo del crédito, que además requieren la aprobación del Congreso.

     En cambio, Banxico intentará fomentar la competencia como un medio para reducir el costo de los créditos bancarios, aunque esto todavía puede demorar varios años, sostuvo UBS.

     "Todos los bancos con gran nivel de capitalización revelaron que la calidad de los activos se estaba comportando bien, a pesar de la incertidumbre electoral, del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), así como de las mayores tasas de interés", precisó el ente.

     Dadas las perspectivas de tasas de interés más altas en Estados Unidos y la debilidad actual del peso, los bancos también esperan que el banco central eleve nuevamente su tasa clave de interés, y la mayoría consideró menos probable una rebaja en el costo del crédito en la segunda mitad del año.

     El pasado 21 de junio, Banxico incrementó la tasa de interés interbancaria a un día, a un 7,75%, desde el 7,50% anterior, en lo que representa su mayor nivel en más de nueve años, como una reacción en parte a la debilidad del peso.

     México celebrará el 1 de julio un proceso electoral para el cual 88 millones de mexicanos están habilitados para votar.

     Los mexicanos elegirán a un nuevo presidente, a ocho gobernadores y al jefe de gobierno de la Ciudad de México, además de renovar los 500 diputados federales y los 128 senadores. También se elegirá a 972 diputados locales y 1.597 alcaldes.