Ciudad de México. Para el próximo año, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) prevé que el Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Público (SHRFSP) -la medida más amplia de la deuda- se reduzca 0.6 puntos porcentuales y se ubique en 46.1% del Producto Interno Bruto (PIB).

De acuerdo con el Plan de Financiamiento para el 2018, sería la segunda vez en este sexenio que el saldo histórico de la deuda se reduzca. En los primeros cuatro años se elevó en más de 10 puntos porcentuales, llegando hasta poco más de 50% del PIB.

Según el documento, el SHRFSP pasará de 48.7% del PIB en el 2016 a 46.7% del PIB para el cierre del 2017, considerando el remanente de operación del Banco de México (Banxico) y las cifras actualizadas del PIB que incorporan el cambio de año base del 2008 al 2013.

“El 2017 será el primer año desde el 2008 en que se registrará una reducción en este indicador, marcando el inicio de una trayectoria descendente en la razón deuda a PIB”, destaca la dependencia.

Enfatiza que, a diferencia de otras economías emergentes, México proyecta una tendencia descendente de su nivel de deuda como proporción del PIB, pues la mayoría de los países la está elevando.

Financiamiento con deuda interna. La SHCP indica que en el 2018 será mediante endeudamiento interno que se buscará cubrir la mayor parte de las necesidades de financiamiento del gobierno federal.

“Se buscará realizar operaciones de financiamiento interno bajo condiciones de mercado, procurando disminuir el riesgo de refinanciamiento y tasa de interés, así como con flexibilidad para adaptar la estrategia de colocación a las condiciones financieras prevalecientes”, expuso.

Asimismo, menciona que también se estarán analizando las condiciones de mercados externos y, en caso de que sean favorables, se accederá a ellos para mantener la diversificación del portafolio de deuda y la liquidez de las referencias del gobierno federal en los mercados internacionales.

Techo de endeudamiento. En el Plan de Financiamiento, la SHCP agrega que el techo de endeudamiento interno neto que se aprobó en la Ley de Ingresos de la Federación es de 470.000 millones de pesos (US$24.573 millones), monto que es menor en 25.000 millones de pesos (US$1.307 millones) al techo que se aprobó para el 2017.

“Durante el 2018, el programa de subastas de valores gubernamentales mantendrá la flexibilidad necesaria para adaptarse a las condiciones prevalecientes en los mercados financieros”, agregó.

Especifica que el gobierno federal analizará la conveniencia de realizar subastas sindicadas de nuevas referencias de Bonos a Tasa Fija a plazo de tres y cinco años.

Hacienda confirmó que los anuncios de convocatoria a estas subastas se realizarían durante la semana previa a su colocación.

También se contempla la ejecución de operaciones de manejo de pasivos como operaciones de permuta, recompra de valores gubernamentales y operaciones conjuntas de recompra y colocación adicional.

“Se buscará realizar al menos una operación de manejo de pasivos por trimestre, siempre y cuando las condiciones prevalecientes en los mercados sean conducentes”, añadió.

Deuda externa. Con respecto al techo de endeudamiento externo se aprobó un monto de US$5.500 millones, cifra menor en US$3 millones a lo que se aprobó para este año.

“Dependiendo de las condiciones y oportunidades que se presenten en los distintos mercados internacionales (dólares, euros, libras esterlinas y yenes) el gobierno federal considera recurrir a este financiamiento”.

Hacienda abunda que la estrategia de endeudamiento externo contempla llevar a cabo operaciones de manejo de pasivos enfocadas a reducir el costo financiero, fortalecer la estructura del portafolio de deuda pública y a reducir el riesgo de refinanciamiento en los próximos años.

Vale mencionar que la mayor parte de la deuda del gobierno federal se encuentra denominada en pesos. Del total de pasivos se espera que al cierre del 2017, 78.5% del saldo de la deuda neta se encuentre denominado en moneda nacional.

Con ello, la deuda interna neta del gobierno federal representa 26.4% del PIB para el 2017; mientras que en el 2016 fue de 26.8% del PIB. En tanto la deuda externa representará al cierre del 2017, 7.2% del PIB, cuando en el 2016 fue de 8.9% del PIB.