Lima. Las medidas anunciadas por el gobierno en torno al sinceramiento de las deudas tributarias de las empresas, la flexibilización de las normas laborales y las inversiones para prevención de desastres naturales mejorarán el clima de negocios en Perú, pues reducirán los riesgos laborales y tributarios de las empresas, favoreciendo un mayor dinamismo de la economía en los próximos meses.

Así lo señala el socio director de Macroconsult, Elmer Cuba, quien indicó que el estímulo del ministerio de Economía y Finanzas (MEF) madurará el próximo año, mientras que las reducciones de encaje del Banco Central de Reserva (BCR implicará una dosis suficiente para capear el menor crecimiento del Producto Interno Bruto Interno (PIB).

"Las medidas están bien y la dosis que se le está dando a la economía es la justa y necesaria para revertir la desaceleración, aunque hay que aclarar que no estamos en una situación en la que el Perú se está derrumbando", dijo el experto.

"A estas iniciativas se suma la política monetaria del BCR de reducir el encaje bancario en soles para dar más liquidez a las entidades financieras para el otorgamiento de préstamos a las empresas y personas naturales", anotó.

Manifestó que todas estas medidas de oferta favorecen que mejore la capacidad de inversión y, de esta manera, esta desaceleración será transitoria y se abrirá paso un mayor dinamismo de la economía en los próximos meses.

Cuba previó que este segundo trimestre del año en el país será el peor desde el 2009.

"Sin embargo, considero que ya se ha tocado fondo en el segundo trimestre de este año y a partir de julio en adelante la economía va a crecer mucho más rápido, en parte, por el dinamismo que le imprimirá el proyecto Toromocho", adelantó.