El Servicio de Administración Tributaria (SAT) en coordinación con el Gobierno de Sinaloa, presentaron en la ciudad de Culiacán la estrategia Crezcamos Juntos, para incentivar a los contribuyentes del estado a la formalidad.

En un comunicado, el Jefe del SAT, Aristóteles Núñez Sánchez, destacó que el Gobierno de la República apuesta a esta estrategia como la herramienta que permitirá transformar y cambiar el rostro de la economía del país, y por ende la calidad de vida de los mexicanos.

"La invitación de Crezcamos Juntos en su génesis, es que los informales se sumen y contribuyan en la construcción de un país que cada día puede crecer más para modernizarse hacia una gran economía nacional con empleos bien remunerados, y ser más productivos", dijo.

Así, sostuvo, que con dicha estrategia los informales acceden a múltiples beneficios, como una carga tributaria no onerosa y gradual, así como a servicios médicos y acceso a un mejor vivienda.

"Los contribuyentes se deben integrar al orden y cumplir con obligaciones de hacer, ya que los mexicanos somos sujetos de derechos pero también de obligaciones ante el Fisco", puntualizó.

Por su parte, el Gobernador Constitucional de Sinaloa, Mario Valdez,dijo que México debe convocar a la unidad, a cerrar filas, a fortalecer el futuro que se tiene que construir en beneficio de toda la población.

"Crezcamos Juntos, no tiene un fin acto recaudatorio, sino que es un acto de justicia para los mexicanos que no tuvieron otra opción que autoemplearse en el sector informal", agregó Valdez.

Beneficios a los que puede acceder

Entre los beneficios de Crezcamos Juntos, además de los servicios del IMSS, destacan: la atención médica en caso de enfermedad o maternidad, un seguro por invalidez de trabajo; cobertura en vida, vejez y cesantía, así como guarderías.

Además, los contribuyentes cuentan con la posibilidad de accesar a una pensión para el retiro y realizar aportaciones voluntarias, así como a créditos a la vivienda a través del Infonavit con tasas de interés bajas, que van de 10.5 a 12 por ciento.

Por otro lado, para que el pago de impuestos no sea un inhibidor, se implementó un descuento gradual durante diez años; 100% en el primer año, 90% el segundo, y así sucesivamente.

Núñez recordó que los contribuyentes cuentan con apoyos económicos para los pequeños empresarios a través del Instituto Nacional del Emprendedor; además de créditos de la banca comercial para los negocios y sus empleados.