Londres. El euro caía el lunes después que los jefes de Finanzas de Europa no acordaron cómo combatir la crisis de deuda de la región, elevando los temores de una posible moratoria en Grecia que pueda arrastrar a economías más grandes de la zona euro y a bancos de la región.

El euro se debilitaba más de un 1% en el día y llegó a perforar la barrera de US$1,36. Operadores se preparaban para ver una caída al mínimo de siete meses de la semana pasada, cuando llegó a los US$1,3495, mientras crece el temor a una cesación de pagos en Grecia.

El ministro de Finanzas del país hablará con funcionarios del FMI y la Unión Europea (UE) este lunes.

Los mercados temen que Grecia pueda caer en moratoria sin el pago del próximo tramo del rescate financiero acordado el 2010 con la UE y el FMI.

Tras una reunión de ministros de Finanzas europeos en Polonia el fin de semana que no produjo novedades, "el mercado se está preparando para el peor resultado posible, que es una moratoria griega desordenada", dijo Stephen Gallo, jefe de análisis de mercado de Schneider Foreign Exchange en Londres.

"Si Grecia deja de pagar sin un plan para lidiar con la situación, entonces no quieres tener euros", indicó.

El euro perdía un 1,2% contra el dólar y un 1,3% contra el yen, cayendo a 104,6 yenes. El dólar, por su parte, se depreciaba un 0,1% a 76,6 yenes.

Los temores a que la crisis de la zona euro afecte el crecimiento global también pesaban en las divisas de alto rendimiento, como el dólar australiano, que perdía un 1,4% a US$1,0218 estadounidenses.

La atención también se centraba en la reunión de dos días que sostendrá la Reserva Federal de Estados Unidos esta semana a partir del martes.

Los mercados esperan que la Fed busque bajar las tasas a largo plazo, vendiendo algunos bonos a corto plazo en su portafolio para comprar otros con vencimientos mayores.

Inversores señalaron que esa medida ha sido ampliamente esperada por el mercado de bonos, donde el rendimiento del papel a 10 años se mantiene bajo el 2%, y no tendría mucho impacto sobre el dólar.

Pero si los datos económicos estadounidenses siguen siendo decepcionantes y la Fed instituye nuevas compras de bonos en el futuro, las apuestas se cierran.

"Si vuelve a comprar, creo que habrá una nueva ronda de debilidad del dólar", dijo Paresh Upadhyaya, estratega de divisas del Bank of America Merrill Lynch.