Hong Kong. El euro rebotó desde un mínimo en cuatro años, luego de que los operadores hicieron una pausa en la liquidación de activos de riesgo antes de un reporte de datos económicos chinos y una reunión del Banco Central Europeo esta semana.

Los futuros de las acciones estadounidenses subieron 1% en medio de una ola de consolidación en los mercados bursátiles globales luego de que el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, hizo comentarios que apoyaron al euro.

Bernanke también indicó que la economía estadounidense tenía suficiente impulso como para evitar una doble recesión.

Los temores sobre una expansión de la crisis de deuda soberana en Europa, una desaceleración en el robusto crecimiento de China y un débil mercado laboral estadounidense se han combinado para minar la voluntad de riesgo de los inversores, llevándolos a despojarse de acciones, bonos de alto rendimiento, euros y divisas de mercados emergentes.

Hasta el momento el euro ha retrocedido 12% en el segundo trimestre -en camino a su mayor declive trimestral desde que fue lanzado en 1999- y las bolsas globales registran sus precios más bajo desde que comenzó la última tendencia alcista del mercado en marzo del 2009.

El ritmo del declive ha llevado a algunos compradores a escudriñar el mercado, concentrándose en el valor de las ofertas.

En Japón, el índice Nikkei de la bolsa de Tokio ganó 0,2%, mientras que el índice MSCI de acciones asiáticas no japonesas avanzaba 0,6%. Este último referencial ha retrocedido cerca de 12%  en lo que va del año.

El euro tomaba un respiro tras sufrir una reciente venta masiva en contra, luego de que una leve ganancia en las bolsas globales llevó a los inversores a cubrir posiciones cortas. Se negociaba con un alza del 0,4%, a 1,1963 dólares, aún cerca de mínimos de 4 años.

Bernanke dijo que los líderes europeos estaban comprometidos a asegurar la supervivencia del euro y tenían las intenciones de apoyar a todo país endeudado miembro del bloque de moneda única.

Luego de una reunión el jueves, el presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, posiblemente enfrentará preguntas en una rueda de prensa sobre provisiones de liquidez en la eurozona, la estabilidad del sistema europeo y detalles sobre el programa del banco de compra de bonos de Gobierno.

Los inversores asiáticos esperan esta semana una serie de datos económicos provenientes de China, tras reportes que indicaron el mes pasado que el crecimiento podría haber alcanzado su nivel más alto en la tercera economía del mundo.

Aunque el número de ventas propiedades en las ciudades grandes de China está decreciendo, apuntando posiblemente a una merma en las presiones de precios, otros indicadores no reflejan una desaceleración masiva en la economía del mundo que crece más rápido, o en su demanda de bienes importados.