Nueva York. El euro subía este miércoles ante el dólar luego de que la máxima corte de Alemania rechazara las demandas que buscaban bloquear la participación alemana en los rescates de la zona euro, pero parecía vulnerable antes de la decisión del BCE sobre tasas de interés que se conocerá el jueves.

La desaceleración en el crecimiento global, una baja en la inflación y las crecientes preocupaciones por la deuda de la zona euro podrían llevar al BCE a una larga pausa en su ciclo de endurecimiento de las tasas, incluso con una posibilidad remota de que exprese una perspectiva pesimista para la política monetaria.

El euro subía un 0,3% en el día hasta los US$1,4042 en la plataforma electrónica EBS, alejado de un máximo de sesión de US$1,4150 a los que llegó inmediatamente después del veredicto de la Corte Constitucional alemana.

Datos que arrojaron una producción industrial en Alemania más fuerte de lo esperado en julio y un alza en las acciones apoyaron al euro, pero analistas señalaron que podría volver a caer bajo su promedio móvil de 200 días, actualmente en US$1,4019.

Los operadores citaron un piso sobre los US$1,40 tras haber caído el martes de forma sostenida bajo ese nivel, pero indicaron que los inversores seguían inclinados a vender en las escaladas. Ello dejó a la divisa vulnerable a un descenso hacia el mínimo del 12 de julio de US$1,3837.

El euro retuvo su avance contra el franco el martes, luego de que el Banco Nacional de Suiza (SNB por su sigla en inglés) anunciara que pondrá en efecto un tipo de cambio límite de 1,20 francos suizos por euro, comprando divisas extranjeras en cantidades ilimitadas. La moneda única se mantenía en 1,2072 francos.

Las divisas asociadas a las materias primas también subieron, con el dólar australiano elevándose un 1,2% hasta los US$1,0618, según datos de Reuters, impulsado por datos que arrojaron que en el trimestre pasado la economía australiana creció a su mayor ritmo en cuatro años.

Contra el yen, el dólar cotizaba con un 0,6% de pérdida en 77,14 yenes.