Nueva York. El euro subió este martes contra el dólar y el yen al comenzar la Reserva Federal (Fed) un encuentro de política monetaria de dos días, pero al disminuir las expectativas sobre el encuentro del Banco Central Europeo (BCE) esta semana, los inversionistas se mostraron cautos de apostar agresivamente a favor de la moneda común.

El BCE se reúne este jueves, un día después que la Fed culmine su encuentro. Algunos temen que los bancos centrales no ofrezcan estímulos monetarios suficientes para calmar la preocupación por la desaceleración del crecimiento económico global.

Mientras que el euro tuvo un buen desempeño por la especulación de que el BCE pueda revivir su programa de compra de bonos para ayudar a rebajar el costo del préstamo de España e Italia, la moneda común ha registrado pérdidas considerables contra el dólar y el yen en julio, cediendo un 2,8% y 4,9% en su valor, respectivamente.

Las especulaciones han crecido sobre todo después de que el presidente del BCE, Mario Draghi, dijera la semana pasada que el banco haría todo lo posible para salvar al euro. Sin embargo, algunos analistas señalaron que el organismo monetario podría terminar decepcionando al mercado.

El euro subió hasta US$1,2329, de acuerdo con datos de Reuters, todavía por debajo de un máximo de tres semanas de 1,2389 alcanzado la semana pasada. La moneda europea cerró en US$1,2304, un alza de 0,4%. También subió 0,3% contra el yen, a 96,08 yenes.

La demanda de fin de mes también reforzó el euro, ya que los operadores informaron de compras soberanas en euros/libras y euros/francos suizos.