Tokio. El euro subía en Asia desde un mínimo de ocho meses tras conocerse un reporte que indicó que Europa estudia reforzar su fondo de rescate, lo que incentivó la cobertura en corto.

La moneda podría prolongar su subida en el breve plazo por las posiciones extremadamente cortas de los operadores en la divisa.

Las monedas asiáticas también rebotaban luego de ventas masivas en las últimas dos semanas, ayudando a reducir las preocupaciones sobre el contagio de la crisis de deuda de la zona euro a la economía mundial.

Pero el euro continúa vulnerable a las persistentes dudas sobre la capacidad de los políticos de elaborar un plan con la suficiente rapidez para combatir la crisis.

Además, las expectativas de que el Banco Central Europeo (BCE) recorte sus tasas de interés tan pronto como el mes próximo debilitaban la divisa.

"Los mercados parecen más confiados acerca de un plan de acción en Europa, lo que resulta positivo, pero por otro lado los mercados anticipan una rebaja de tasas del BCE, lo que tiene un efecto negativo", dijo Greg Gibbs, estratega de divisas de RBS en Sídney.