Londres. El euro repunta ligeramente y el yen cae en una sesión irregular, en medio de las especulaciones del mercado que apuntan que China subirá los tipos de interés este fin de semana.

Aunque el apetito por el riesgo mejoró en un principio tras las positivas cifras de Estados Unidos de este jueves, los mercados de divisas apenas tienen dirección y el dólar se comporta de forma dispar.

La noticia de que el déficit comercial de Estados Unidos se redujo inesperadamente un 14% en julio y que las solicitudes de subsidios por desempleo cayeron mucho más de lo previsto la semana pasada, contribuyeron a aliviar los recientes temores del mercado sobre la economía estadounidense.

Este tono positivo se mantuvo en Asia, y las bolsas subieron en línea con las ganancias vistas en Wall Street.

Los más optimistas se sintieron cómodos con la decisión del ministro de Finanzas japonés Naoto Kan de inyectar otros 915.000 millones de yenes (US$10.900 millones) a la economía nipona en forma de estímulo. Aunque se cree que el paquete es demasiado pequeño para que tenga mucho impacto, ayudó a la percepción de que las autoridades todavía responden a las necesidades económicas.

Los rumores sobre un incremento de los tipos en China también proliferaron antes de que se publiquen este sábado los datos de precios de consumo.

Uno de los principales perdedores es el franco suizo, que según los corredores se está vendiendo en abundancia por parte de entidades suizas.

A media mañana, el euro repuntaba ligeramente hasta US$1,2734 desde US$1,2726 a última hora de este jueves en Nueva York. La moneda única también ascendía a 106,86 yenes desde 106,64 yenes.

El dólar avanzaba a 83,88 yenes desde 83,80 yenes así como a 1,0204 francos suizos desde 1,0126 francos.

La libra caía ligeramente hasta US$1,5439 desde US $1,5445.