Londres. El euro subía más del 1% frente al dólar este lunes por el alivio ocasionado por las nuevas regulaciones de la banca global y un positivo dato chino que elevó el apetito de los inversores por monedas vistas como de alto riesgo.

Reguladores globales acordaron duros nuevos requerimientos de capital para los bancos este domingo, pero eso era esperado, por lo que los mercados reaccionaron positivamente a que se les diera más plazo del esperado a los prestamistas para cumplir con las nuevas normativas.

Cifras económicas chinas, que superaron los pronósticos, también ayudaron a impulsar al dólar australiano a su mayor nivel desde fines de abril contra el billete verde.

"El mejor apetito por riesgo está imponiendo presión sobre el dólar, y el euro y otras monedas como el dólar australiano se han estado comportando muy bien", dijo Niels Christensen, estratega de moneda de Nordea en Copenhague.

El euro extendió sus ganancias tras órdenes de frenar pérdidas en torno a US$1,2750  y entonces subió por encima de US$1,2800. Rompió su promedio móvil de 55 días de US$1,2815 dólares.

A las 1135 GMT, el euro subía un 1,1% contra el dólar a US$1,2814. También ganaba un 0,9% contra el yen a 107,63.

El yen bajaba de manera generalizada, aunque subía frente al dólar, que recortó sus ganancias iniciales para transar con una caída del 0,17% a 84,02 yenes, no muy lejos de su reciente mínimo de 15 años de 83,34 yenes.

Las fábricas chinas elevaron su producción en agosto y el crecimiento del dinero superó las expectativas, indicando que la economía sigue boyante, lo que ayudó al dólar australiano  a subir más del 0,6% a un máximo de 0,9333 dólares.