Londres. El euro subía levemente el jueves impulsado por una sólida demanda de bonos españoles en una subasta, aunque podría ser blanco de ventas si el Banco Central Europeo insinúa rebajar las tasas de interés para apuntalar a la economía del bloque mientras la crisis de deuda se profundiza.

La subasta española llevó al euro a un máximo de la sesión contra el dólar y el yen, dado que Madrid logró colocar bonos a tres y cuatro años a menores rendimientos que en una licitación previa.

Italia -la otra gran economía de la zona euro al borde de la crisis- también vendió deuda a corto plazo a menores rendimientos.

La rentabilidad de los bonos de referencia a 10 años de España e Italia cayó tras las subastas, extendiendo el descenso de esta semana y alejándose de los niveles en que otros países europeos pidieron rescates.

La moneda única subía un 0,3% en el día a US$1,2740, tras tocar un máximo de sesión en torno a US$1,2760.

Analistas dijeron que un retroceso en los costos de financiamiento restaba algo de pesimismo por la crisis de deuda.

"Hemos visto una buena tendencia a la baja en los tres días en los rendimientos de España e Italia, y el mercado está tomando con un tono más positivo ante los mercados de bonos de la periferia", dijo Steven Saywell, estratega de monedas de BNP Paribas.

"Por tanto, dado que el euro ha estado bajo bastante presión en las últimas semanas, estamos viendo una leve apreciación", agregó.

Aún así, el avance del euro era limitado y la moneda aún rondaba un mínimo de 16 meses de 1,2661 registrado el miércoles. Muchos en el mercado consideran que esta pequeña alza es una mera corrección de las enormes olas de ventas de las pasadas semanas.

Analistas ven una probabilidad de que la caída del euro pueda recibir otro golpe del anuncio de política monetaria del BCE del jueves, donde se espera que mantenga las tasas de interés en un mínimo histórico del 1,0%.

Los inversores aguardan la rueda de prensa del presidente del BCE, Mario Draghi, a las 1330 GMT en busca de señales de que el banco central pueda comprar más bonos de los países en problemas de la zona euro como Italia o España, o rebaje las tasas en los próximos meses.

"Existe la posibilidad de que el BCE prepare al mercado para más rebajas de tasas y eso debería ser negativo para el euro", dijo Marcus Hettinger, estratega global de divisas de Credit Suisse en Zurich.

Contra el yen, el euro subió hasta un techo de 98,12 yenes, pero se mantenía cerca de un piso de 11 años marcado a inicios de semana, mientras que también rondaba un mínimo de 16 meses contra la libra esterlina.

La ganancia del euro frente al billete verde llevaba al índice dólar a bajar un 0,3% a 81,119, cerca del 81,49 registrado el miércoles, su nivel más alto en 16 meses. La moneda estadounidense permanecía estable en 76,89 yenes.